Esta popular dieta te ayudará a perder peso comiendo más

¿Cómo me apunto a esta popular dieta? I’m in.

La sabiduría convencional dice que para bajar de peso hay que comer menos. Pero ese no es el caso en absoluto, y una de las dietas mejor clasificadas lo demuestra.

La dieta volumétrica, desarrollada por la profesora e investigadora de Penn State Barbara Rolls, se trata de llenarse comiendo una mayor cantidad de alimentos y, al mismo tiempo, adelgazar.

El concepto puede parecer demasiado bueno para ser verdad, pero Volumetrics está respaldado por la ciencia y tiene un historial comprobado de ayudar a las personas a perder peso. Incluso empató en el número seis en la lista más reciente de U.S. News and World Report de las mejores dietas en general. Esto es de lo que se trata este plan de pérdida de peso, cómo seguirlo y algunos desafíos que podría encontrar si lo intenta.

¿Cómo funciona esta popular dieta?

Aunque ningún alimento está fuera de los límites, la idea detrás de Volumetrics es centrarse en la “densidad de energía”, que significa la cantidad de calorías en una porción determinada de alimento. Los alimentos con alta densidad energética contienen más calorías por una porción relativamente pequeña, mientras que los alimentos con baja densidad energética son bajos en calorías para un mayor volumen.

En el plan, algunos alimentos de baja densidad energética se pueden consumir en cualquier momento. Estos incluyen verduras ricas en agua, sin almidón (como tomates y champiñones) y sopas a base de caldo. Se permiten granos integrales, proteínas magras, frijoles y lentejas y productos lácteos bajos en grasa en porciones moderadas. Los panes, quesos y carnes con alto contenido de grasa se limitan a porciones pequeñas. Y se permiten alimentos fritos, dulces y caramelos, pero con moderación.

En lugar de establecer exactamente qué comer, te brinda la posibilidad de elegir su menú. Pero cuando seleccionas alimentos de alta densidad energética, sus porciones deben encogerse. El punto es llenarse con alimentos de baja densidad energética, que generalmente son más saludables y ricos en nutrientes, como ensaladas, brócoli y fruta fresca.

Por ejemplo, puedes comer una taza de uvas sin semillas, aproximadamente del tamaño de una pelota de tenis, por la misma cantidad de calorías que dos galletas pequeñas. O por la misma cantidad de calorías en 20 mini pretzels, puedes comer aproximadamente tres tazas y media de palomitas de maíz, o un pepino entero y dos cucharadas de hummus.

Nota: También debe ir acompañada de actividad física, por ejemplo, comenzando con 150 pasos adicionales por día, con el objetivo de alcanzar los 10,000 pasos diarios según su rastreador de ejercicios.

¿Puede ser funcional para mí esta popular dieta?

Concéntrate primero en aumentar porciones de verduras sin almidón, equilibradas con proteínas magras, grasas saludables y una pequeña porción de carbohidratos enteros ricos en fibra. Utiliza la técnica volumétrica para ser más selectiva con los snacks que eliges, pero siempre escucha a tu cuerpo y enfócate en comer los alimentos de ingredientes naturales y limpios.

Nota original: InStyle.com y Health.com

Go Viral