¿Cómo y dónde puedo encontrar a un terapeuta (por primera vez)?

*Entra a escena* Me senté en el sillón del consultorio de mi terapeuta y lo primero que me preguntó (después de ofrecerme algo de tomar) fue lo siguiente: Dime Susy, ¿por qué estamos aquí hoy? *un pequeño silencio*

Quería decirle que era por una persona en especial, pero también por mí y sobre todo por los últimos meses, tratando de resumir todo esto mientras los flashbacks venían como un mini film a mi mente pronuncié un poco nerviosa: «Creo que definiría mi último año y medio como un ‘Colectivo de pérdidas’» y comenzamos la sesión.

Esta es la primera vez (a mis casi 27) que tomé la decisión de ir por primera vez a una terapia. Y déjame adelantarte que el proceso para encontrar AL terapeuta puede incluir un par de citas, recomendaciones de amigos, un sin fin de sentimientos encontrados y preguntas cómo: ¿Será él el indicado? ¿Esto significa que hubo click? ¿Cómo puede asentir con la cabeza sin mostrar un juicio? ¿Estoy hablando mucho?

Fact: Si últimamente no te has sentido tú al cien por ciento, has llegado hasta esta parte de la nota y te preguntaste: ¿Necesitaré ir a terapia? Lo más seguro es que sí. Es por esto que decidí acudir a una experta, la terapeuta Karen Padilla para responder a las preguntas de cualquier begginer tendría (y tuve) en el inicio de este increíble viaje.

Me decidí a ir a terapia, ¿cómo puedo encontrar el método/corriente idóneo para llevar mi proceso?

«Cuando has decidido que quieres tomar terapia, acabas de dar el primer gran paso de amor propio. Es crucial elegir la que más se identifique con los cambios que queremos hacer o la que nos haga más sentido, pues finalmente es la óptica con la que el terapeuta mirará tu historia y te acompañará en tu proceso.

Por ejemplo, hablando de la psicoterapia, está la Cognitivo-conductual, Gestalt, Sistémica, Narrativa, etc. Te sugiero leer y tratar de entender las bases de cada una para tomar la mejor decisión ya que no todos los terapeutas son para todas las personas ni todas las personas para todos los terapeutas.»

¿En dónde puedo encontrar los contactos de terapeutas? 

«Si hablamos de pasos, el primero definitivamente es elegir la corriente que te haga más sentido. En segundo lugar, navegar en internet y ver las opciones que te encuentras, por ejemplo, redes sociales, buscadores como google o incluso plataformas que ofrecen directorios de profesionales.

Por último, evalúa a tus candidatos según su preparación, disponibilidad y costo.»

¿Qué esperar de la primera cita con mi terapeuta?

«La primera cita con tu terapeuta por lo general no será de trabajo emocional profundo como tal. Es una sesión en donde comenzarán una relación, como si ambos se estuvieran evaluando.

Independientemente del tipo de terapia que hayas elegido, hay dos aspectos básicos que deberíamos de encontrar en absolutamente todos los consultorios: Sentirnos en un lugar seguro, donde existe la confidencialidad y la certeza de que el terapeuta te escucha con toda su atención y te entiende.»

¿Por qué las personas desertan de continuar con el proceso en las primeras sesiones?

«Es muy común desertar de nuestro proceso terapéutico. A esto le llamamos autosabotaje. En ocasiones estamos tan incómodamente cómodos en nuestra realidad, que si alguien viene y señala o mueve algo nos paralizamos y luego corremos.

Es estar dispuesto a sentirnos incómodos, confrontados, desesperados o tristes, tener la decisión de cavar hondo en nuestra alma para descubrirnos, entendernos.»

Ya he tomado varias sesiones, ¿cómo puedo yo autoevaluar mi avance?

«Hay dos maneras para autoevaluar nuestro avance: notamos cambios y nuestro entorno habla de que nos notan diferentes. Aprendemos a ser amorosos y comprensivos con nosotros mismos. Esto trae grandes cambios a nuestra vida. Lo notamos en todo.

Las personas a nuestro alrededor, familia, amigos y compañeros de trabajo nos notan «diferentes» aunque en realidad no estemos siendo diferentes, sino más auténticos y centrados en quién somos..»

Muchas personas piensan que necesita sucederte algo «grave» ¿en qué circunstancias (de la vida cotidiana) debería plantearme ir a terapia?

«La terapia no es solo para personas con problemas “graves”, porque además ¿qué es grave? ¿con qué termómetro medimos a partir de qué situación ya ameritamos terapia?

La terapia es para todas las personas. Todos los motivos son válidos. Podemos ir porque queremos conocernos y entendernos mejor. Quizá queremos un cambio en nuestra vida y no sabemos ni por donde empezar. Tenemos problemas de pareja o de trabajo. Nos sentimos enojados o deprimidos. Estamos sufriendo una pérdida (de un ser querido, de salud, juventud, de sentido, etc) y no tenemos idea de cómo vivir sin aquello que perdimos.»

  • Karen Padilla estudió la Maestría en Psicoterapia Gestalt, Diplomada en Desarrollo Personal, Sexología y Terapia de Pareja, PNL y  Certificacada en Eneagrama.
  • Recientemente publicó su primer libro, ¿Dónde está Bebé?, donde habla sobre la pérdida gestacional, el proceso de duelo y la búsqueda de sentido.

Instagram @inStyleMexico
Swipe>
Go Viral