Estas son las reglas para que tu relación abierta funcione

Cada vez más personas deciden tener una relación abierta, es decir, que ambos pueden salir con otras personas sin considerarse como una infidelidad; de hecho, es un acuerdo en el que ambas partes están ok y se siente bien con ello.

Aunque los términos de una relación abierta dependen de cada pareja, hay ciertas cosas que son un común denominador que ayudan a que este tipo de relación sea un éxito, y aquí te las revelamos.

1.HABLEN CLARO: quizá llegar con tu pareja y decirle: ‘oye, quiero salir con alguien más, pero estando contigo’ puede ser too much (en algunos casos), pero si alguien sabe hasta dónde puede ser comprensivo la otra persona eres tú. Lo mejor para establecer una relación abierta es hablar muy claro sobre tus intenciones y necesidades sin ocultar nada.

2. DEBES ESTAR 100% SEGURA: este punto es muy importante antes de decir que sí, ya que si te sientes presionada o intranquila, te aseguramos que no funcionará. Así que tómate tu tiempo para meditarlo, analiza los pros y los contras, y si no va contigo, di que no. A veces se cree que las relaciones abiertas es una salida fácil cuando la ‘relación principal’ no funciona, pero no es así, este tipo de relaciones fomentan la confianza y le brindan la oportunidad a la pareja de conocer y experimentar nuevas cosas; así que depende del ángulo por donde lo quieras ver, puede ser una gran oportunidad para descubrirte y re-descubrir a tu pareja en otra etapa y situación. Si te agrada la idea, adelante; si crees que sufrirás, lo mejor es abstenerse, ¡fácil!

Foto: Unsplash.

3. DEFINAN HASTA DÓNDE: con esto nos referimos a que si sólo será un date, una one-night stand, si será una relación formal, si habrá sexo, si compartirán días en la semana, si se quedará el fin de semana en su casa, etc. Aquí la lista es larga y depende de cada pareja, peeeeero, lo que se diga en esta conversación se debe cumplir al pie de la letra. En el caso de las relaciones abiertas (y también en las tradicionales hahaha) una falla, omisión o mentira puede arruinarlo todo. Aunque pareciera todo lo contrario, si algo hace que funcionen este tipo de relaciones es la honestidad y el compromiso, y por supuesto, la madurez.

4. ¿QUÉ PASA CON LA OTRA PERSONA? Igual que en tu relación principal, debes ser muy clara y honesta con tus intenciones y necesidades, siempre, pero siempre debes mencionar que tienes otra relación. Aquí vas a poner en práctica tu responsabilidad afectiva, la idea es que las personas involucradas estén de acuerdo con todo lo que se establezca por un bien común, así que si omites algo, le niegas a ‘las otras’ personas la oportunidad de elegir y eso, le quita todo lo cool a este tipo de opciones que pueden ser súper divertidas, amorosas y entrañables.

5. HONESTIDAD ANTE TODO: de todos los puntos, este es el más importante, y que deberíamos poner en práctica en todas nuestras relaciones para que sean sanas. Di lo que sientes, si algo no te gusta, si algo te encanta, habla de tus sentimientos y también dale la oportunidad a todos los involucrados de expresarse, de esta manera sabrán cómo van las cosas y si les está funcionando este tipo de relación. Si alguien no está feliz, deberían reconsiderarlo, nadie, nadie debe pasarla mal.

Go Viral