Do’s & Dont’s al organizar tu primer viaje en pareja

Organizar el primer viaje en pareja es más fácil de lo que crees, sólo debes relajarte y disfrutar. Sabemos que un viaje juntos es uno de los check points más importantes en una relación y una experiencia que les permitirá conocerse en otro contexto y descubrir cosas de sí mismos como pareja.

“Lo que debes saber sobre ese primer viaje juntos es que, así como implica conocer muchas de sus cosas buenas… también incluye ciertas asperezas”comentó Rocío Cardosa, project manager de AdoptaUnChico. “Para algunos especialistas, hacer un viaje en pareja puede ayudarles a conectar y mejorar su relación, pero mucho depende de las cosas que hagan o dejen de hacer”, agregó.

Por ello, los expertos nos dicen cómo organizar nuestro primer viaje en pareja para que todo sea un éxito.

Dont’s

Irse a las grandes ligas muy rápido. Si aún no han compartido un fin de semana juntos, irse de viaje por un largo tiempo podría no ser la mejor idea. Prueben con un roadtrip a un pueblo mágico para comenzar a conocerse su mood viajero y ver qué les gusta y qué no.

La organización es de dos. A veces por consentir o sorprender al otro, nos adelantamos a la hora de organizar un viaje, pero SIEMPRE es importante conocer la opinión de tu pareja (y viceversa), y ambos deben estar de acuerdo si no quieren una vivir una experiencia llena de complicaciones. Platiquen sobre lo que les gusta y decidan el itinerario juntos para que no haya malentendidos o se queden con un mal sabor de boca.

Saturar la agenda. Si para el final del día los besos y la cena romántica quedan descartados porque apenas pueden mantener los ojos abiertos, la aventura pasará de emocionante a agotadora.

Disfrutar el paisaje detrás de su smartphone. En cualquier viaje es normal que veas y experimentes cosas que necesites capturar, pero tratar de documentar cada instante y enfocarte en presumir en redes hará que te pierdas un momento irrepetible con tu pareja. ¡Desconéctense y disfrútense!

Foto: Unsplash.

Do’s

Hagan un presupuesto. Hablar de dinero puede resultar algo incómodo y en un primer viaje de pareja seguramente solo están pensando en cómo consentirse y disfrutar su compañía. Pero si no hacen un buen presupuesto, corren el riesgo de caer en dos extremos: endeudarse y fracasar en seguir el ritmo, así como limitarse y terminar estresándose por lo económico. ¡Cuentas claras, relaciones largas!

Ser flexible. Quizá levantarse muy temprano para una caminata no sea tu actividad favorita o él no sea el más fan de dar un paseo por una fábrica de artesanías. Hablen sobre lo que les emociona a ambos y negocien. Lo importante es estar abiertos a probar lo que al otro le gusta y compartir; ambos podrían sorprenderse muchísimo.

Respetar los tiempos del otro. Si el día va a empezar temprano y eres de las que necesita al menos una hora para peinarte y maquillarte, recuerda poner tu despertador un poco antes para que él tenga suficiente tiempo para bañarse. Considera que viajan juntos y que debe alcanzar el tiempo para que ambos disfruten y estén cómodos. No hay nada peor que perderse de algo por no ser puntuales.

Hacer maletas separadas. Aunque quieran “viajar ligero” para ahorrar, la realidad es que no hay mejor inversión para mantener las pequeñas peleas fuera del camino, y estar cómodos, que cada quien cubra el costo de su equipaje. El viaje será mucho más ordenado y tendrán menos razones para complicarse si uno de ustedes hace shopping de más, no se ponen de acuerdo en cuál es la mejor manera de doblar la ropa o alguien no cerró bien su botella de shampoo.

Go Viral