Este es el facial más raro pero efectivo que me han hecho en la vida

Esta es la historia del facial más raro que me han hecho pero el que mejor beneficios le ha dado a mi piel.

En esta cuarentena, mi piel pasó de cero a 100. Inició con una dermatitis severa que me provocó irritación, enrojecimiento y más imperfecciones de lo normal. Ahora, aún en casa, presumo de la mejor piel que he tenido en años. Todo el proceso de sanación comenzó con una llamada vía zoom con la Dra. María de Sayve, fundadora de la clínica Summit Health. Posteriormente, complementé la rutina de skincare que me recomendaron, con la terapia enzimática, el facial más extraño (pero efectivo) que me han hecho en la vida. #gamechanger

El 2020 cambió mi vida y me atrevo a decir que la del resto del mundo también. Al inicio, comencé a comer de más por nerviosismo e, incluso, había días en los que no me movía de la cama. ¡Oh, sorpresa! Mi piel fue la primera en decirme que algo no estaba bien. La Dra. María de Sayve me afirmó que mi dermatitis hablaba de cómo me sentía. “La piel es tu termómetro, te dice si estás bien o mal”. Mi cutis claramente necesitaba ayuda. Me recetó una rutina de skincare personalizada con los nuevos productos de Summit Health, que se distinguen por ser dermocosméticos (con un grado más alto de activos) y trabajar a nivel celular. Es un mix que combina lo mejor de la ciencia con la naturaleza; por este motivo, decidí hacer un cambio total e intercambiar todos mis productos habituales por los de Summit. Éxito to-tal. Las texturas me parecieron únicas, lograron reducir mis rojeces, imperfecciones y unificar el tono de mi cutis.

Una vez que ésta se encontraba calmada y con mayor equilibrio, me animé a probar la terapia enzimática que, honestamente, estaba en mi wish list desde hace años por dos razones. La primera, porque es un tratamiento que ayuda a que la tez se regenere por sí sola, funcione de manera óptima y elimine toxinas acumuladas, pero con componentes que las células cutáneas reconocen. Es decir, este tratamiento no usa productos químicos extraños para tu piel; aplicarán formulaciones que a ésta le son familiares, como los aminoácidos, las proteínas y enzimas.

La segunda, porque el efecto que estos ingredientes causan es único. La mascarilla que te ponen hace que tu rostro parezca el de una momia: craquelado y seco. Debes esperar 45 minutos para que haga efecto y veas lo que sucede cuando la retiran con agua: tus capilares se marcan impresionantemente, como si te hubieran arañado el cuello (zona donde es más visible).

Esto se debe a que la mascarilla oxigena tus tejidos y estimula el drenaje linfático. Entonces, esos arañazos que ves, en realidad son vasos sanguíneos estimulados que, de esta forma, ayudan a que tu piel oxigene de manera exitosa, los nutrientes lleguen óptimamente a tus células y que, literal, vuelvas a la vida. Una en la que tu cutis está luminoso, glowy, uniforme y sano. Si repites este tratamiento con constancia y eres disciplinada en tu rutina de skincare (como lo eres con tu serie de Netflix), lograrás tener la mejor piel. Al menos esto intento yo y sé que voy por el camino correcto.

FACT: La terapia enzimática es para todo tipo de pieles. Summit Health es uno de los dos lugares en México certificados para llevarla a cabo.Se recomiendan de 6 a 12 sesiones para ver mayores resultados.

Go Viral