Del atelier al desfile digital: Brother presenta a tres diseñadoras mexicanas

Antes, mucho antes de que la industria de moda aprendiera de la nostalgia, nació Brother. Constante en la innovación tecnológica, hoy la marca pionera en máquinas de coser presenta a tres diseñadoras del lado digital de la cartelera híbrida de  28 edición de Mercedes-Benz Fashion Week México: Alejandra de Coss, Montserrat Messeguer y Maison Manila de Rossana Díaz del Castillo, a su vez cobijada por el proyecto Colectivo Diseño Mexicano.

Más allá de la necesaria herramienta de confección para las colecciones, Brother ha sido un soporte de emprendimiento para las diseñadoras mexicanas. Se trata de una interesante selección de perfiles creativos que, en conjunto, ofrecen un vistazo a la variedad de propuestas que definen el presente de la moda mexicana.

Siempre enfocada en procesos sustentables, Alejandra de Coss presentará su colección Nude, correspondiente a la temporada primavera-verano 2021. Y, en su primera participación en la semana oficial de la moda, Montserrat Messeguer lleva la estética norteña a su entrega titulada Forastera, de la misma temporada. Por su parte, Maison Manila, cuya boutique se encuentra en Havre 70, entregará Meca.

La colaboración surge a partir de la iniciativa de emprendimiento #Puntadas de moda con el fin de encaminar la cultura de emprendimiento en el negocio de moda de nuestro territorio.

Alejandra de Coss

Si, como se ha dicho, la danza es la expresión corporal del alma, el fashion film que la diseñadora estrenará en YouTube, como parte de la semana de moda, está más cerca de ser un poema audiovisual que una presentación convencional.

La  diseñadora nacida en Ciudad de México reclutó a Greta Elizondo y Ana Elisa Mena, prominentes bailarinas, para comunicar su deseo para la primavera: el regreso a las raíces. Sobre la colección, la paleta cromática está conformada por neutros —“nudes”, como apunta su nombre— “el color de todas las razas y culturas, la igualdad”, apunta De Coss.

Los bordados y acabados fueron hechos con la alta tecnología de Brother, permitiendo desarrollar la colección y producirla de forma perfecta con la mejor calidad. Con siluetas de sastrería oversize parece apuntar a la dilución de géneros y la libertad del cuerpo dentro de la prenda; cada prenda fue realizada en tejidos sustentables a partir de algodón reciclado y de producción local, con parches y bordados en quilting de diferentes colores que ocultan símbolos como la iconografía de conocidas tarjetas de crédito o tickets de compra; gestos de diseño que muestran introspecciones sobre el diseño y su relación con el consumo.

Montserrat Messeguer

El debut de Montserrat Messeguer en Fashion Week México mira a las Adelitas de la época revolucionaria desde el diseño ready-to-wear. La campaña visual adelanta una trampa visual que apunta, inevitablemente, al estudio de la indumentaria norteña, sin embargo la relevancia del concepto disminuye algo que, tal vez, es esencial sobre esta entrega.

Forastera es, sobre todo, una muestra de prendas que forman parte del imaginario urbano de moda: una chamarra de mezclilla que llega con el ornamento de flecos y bordados; un crop top a la vez tierno y emancipador que está coronado por una sección drapeada que evoca a la indumentaria de época; y un conjunto sartorial exacerbado por detalles folclóricos contemporáneos, con una silueta que recuerda a la tan actual nostalgia por los hombros amplios de los años ochenta.

Messeguer, quien sucede ser hija de la destacada diseñadora y catedrática Lydia Lavín, fundó su marca homónima en 2017. Con estudios en el Fashion Institute of Technology en Nueva York y la prisa American Academy, ha seguido con constancia una línea estética que reinterpreta la tradición artesanal del Norte del país mediante paletas cromáticas terrosas y de la flora desértica.

Maison Manila para Colectivo Diseño Mexicano

La nueva colección de Rossana Díaz Castillo, creadora de Manila, da cuenta de que se vive un momento apremiante para el ejercicio colaborativo. Colectivo Diseño Mexicano, proyecto fundado por Daniel Herranz y Paola Palazón, difunde el trabajo de los diseñadores y creativos mexicanos a través de distintos formatos. En este caso, la pieza audiovisual que será presentada por Brother para Mercedes-Benz Fashion Week México.

Hay que prestar atención al uso de diseño utilitario que se dibuja en esta colección. Ya desde 2019 comenzó a circular este tendencia en el sector global: siluetas estructuradas y austeras que recuerdan a campos de batalla y la ropa de trabajo en fábricas.

De acuerdo con su propia definición, Maison Manila “reinventa los clásicos de décadas pasadas para adaptarlos al presente”. Estas actualizaciones de la vestimenta de otras décadas se traduce, al llegar a Rossana, en series de líneas básicas, colores sólidos y texturas sutiles. Es decir, ha llevado dentro de sí el discurso de lo utilitario desde su origen. Y sin embargo, en esta ocasión la “ropa de trabajo” ofrece un contrapeso importante a una disimulada apuesta glam, vista desde escotes profundos hasta la textura holográfica de una blusa tipo Halter. El segundo es un estilo; el primero es, precisamente, el silenciador de estilo que nació como forma de disciplina para apaciguar los deseos individuales de expresar una identidad. El resultado, con Maison Manila, es todo lo contrario: una voz propia.

por: Carolina Haaz

Go Viral