5 maneras de combinar una camisa blanca

La camisa blanca es, quizás, la prenda más sencilla de todas… pero también nos hace quebrarnos la cabeza cuando de combinarla se trata. No queremos parecer demasiado formales, pero tampoco lo contrario. Si ya no puedes más con este dilema, te damos 5 ideas que seguro te encantarán y que además, podrás llevar en distintas ocasiones.

Transforma el office chic con un par de trucos. Para darle un toque más grunge, busca una gargantilla de cuero (como Martha Hunt) y ponla bajo las solapas del cuello. ¿El segundo? deja la mitad desabotonada y fájala de un sólo lado.

¡En un total white! Y aunque parezca imposible, puedes hacerlo súper versátil. Busca una camisa oversize y amárrala en un nudo por el frente. Si tus pantalones son de cintura alta, crearás un efecto increíble que concentre la atención en tu cintura.

Con una falda larga, abierta por el lado. Una sexy re interpretación del outfit que hiciera de Carolina Herrera un ícono. Olivia Culpo la lleva semi-desabotonada, con mangas abombadas y remata con botines. ¡Inténtalo en una noche de cócteles!

Fresca y perfecta para esta temporada: una camisa oversize como vestido. La idea es que te cubra lo suficiente, pero que revele tu bronceado en las piernas. Ya sea que lo balancees con unas botas altas y una chamarra encima o con accesorios statement y stilettos, tienes la opción ideal para una cita.

Elizabeth Sulcer –responsable de muchos de los looks de tus celebs favoritas– tiene una forma increíble de estilizar las camisas. Desabotona la parte superior y transfórmala en un off-shoulder. Después, fájala por completo y llévala con una falda o jeans de cintura alta. Unos collares delicados en el cuello serán el toque final.

Go Viral