¿Qué es una situationship?

¿Su relación solo existe de vez en cuando? Descubre si estás en el limbo de un “situationship”.

Existe un espacio de tiempo entre el momento en el que conoces a esa persona y aquel en el que oficialmente inician una relación. Pero, aunque todos pasamos por ese proceso, hay ocasiones en las que se extiende y, aunque pasan momentos íntimos (no sólo sexuales), con mucha facilidad dejan de hablarse y todo se pone en pausa.

No son “amigos con derechos”, tampoco es solo un”booty call” o algo casual y pasajero. Pero no son “novios”, ni están en camino de que las cosas se pongan seria. A eso se le denomina situationship.

En México, una encuesta realizada por AdoptaUnChico entre sus seguidoras, reveló que 54% tiene una relación “no definida” y hasta 62% asegura que el estatus es “complicado”.

Además, 6 de cada 10 cuentan que llega a suceder que hay semanas que hablan mucho y otras ni un solo mensaje. Asimismo, a pesar de que conocen a parte de sus amigos (55%) y se siguen en redes sociales (60%), la mayoría nunca sube fotos con ese chico (82%) y 68% dice que sólo a veces hablan del futuro.

“Establecer y mantener una relación positiva tiende a ser algo que nos hace sentir más satisfechas con nuestras vidas, según opinan expertos en psicología. Sin embargo, la dinámica de las relaciones es más compleja que solo blanco y negro”, explica Rocío Cardosa, project manager de AdoptaUnChico. “Hay diferentes tipos de relaciones y, conforme aprendemos a identificarlas, podemos comprender mejor su ritmo y cómo nos sentimos respecto a ellas”.

Habrá momentos en los que te haga sentir liberada, aunque habrá otros en los que te cause un poco de confusión. Estas son cinco señales para saber si te encuentras en una situationship.

Foto: Unsplash.

1. Sin etiquetas: Ya sea porque han decidido no ponerle una, porque no lo consideran necesario o simplemente porque han evitado el clásico “¿qué somos?” o han pospuesto la conversación para definir exactamente en qué punto están y/o las expectativas que tienen al estar juntos. 

2. Todo depende del contexto: Es decir, que se ven solo en determinados momentos (para ir a una fiesta o reunión, o solo durante algunos fines de semana). Mientras están juntos todo parece muy natural y fluye bastante bien: desde los abrazos y las conversaciones, hasta el sexo. Pero una vez que salen de ese escenario, es como si solo fueran conocidos.

3. Sus vidas personales están desconectadas: Quizá sienten que hay determinados círculos de amigos o familiares con los que simplemente no podrían convivir o donde no te gustaría involucrarlo. No conversan mucho sobre el trabajo, familia u otros aspectos de sus vidas fuera del entorno donde usualmente conviven.

4. La ‘puerta’ está abierta y cerrada al mismo tiempo: Es decir que, a pesar de que todo es muy cómodo y agradable (tal vez hasta pareciera que podría funcionar), también perciben que no hay mucha probabilidad de que puedan estar juntos en algo más formal.

5. No estás segura de lo que sientes y quieres con esa persona: La mezcla de los factores anteriores te hace sentir un poco confundida: tanto las cosas buenas y los instantes que disfrutas, así como la facilidad con la que se quedan en stand by. Es probable que tú tampoco tengas seguridad de lo que sientes por ese persona, a pesar de que te atrae o te sientes bien con a su lado.

El situationship implica una dualidad difícil de descifrar, pero eso no significa que tenga que ser algo tormentoso. También es un momento en el que puedes definir qué tan comprometida quieres estar en una relación. En ese sentido, es importante prepararte para que ambos definan hasta qué punto esta forma de situación/relación puede funcionar para no dejar alguna espina que, después, cause emociones encontradas.

Go Viral