Así es como Instagram está arruinando los viajes

Una nueva manada de viajeros surgió con el auge de las redes sociales, aquellos que perseguían el factor ‘instagrameable’ en cada detalle desde el hospedaje, en buscar los paisajes más bellos del lugar y realizar las actividades fuera de lo normal, solamente para tomarse LA foto que compartirían con sus amigos.

Sin embargo, resultaba ser sorpresivo y hasta encantador años atrás, cuando era relativamente «nuevo». Ahora con miles de fotos del mismo lugar, en las que en ocasiones se muestran utopias gracias a la edición, los viajeros van con altas expectativas que no se cumplen en su totalidad debido a que hay usuarios  que se han encargado de arruinar las experiencias verdaderas.

Es probable que no te hayas dado cuenta que lo haces, pero son varias las situaciones con las que podrías contribuir a esto. Así que, te diremos cuáles son las más comunes para que las evites y no contagies a tus seguidores con falsas propuestas de viaje.

Foto: Unsplash

No te tomes la típica foto
Los turistas esperan en largas filas y por horas para tomarse una foto en un spot específico. Incluso en muchos casos es casi imposible encontrarlo vacío y jamás conseguirás aparecer tu solo en una imagen. Vale la pena que encuentres una perspectiva distinta que cuente más de tu travesía, que solo ese ad con una frase o la pared de colores.

Comparte la experiencia auténtica
De nada sirve aumentar la saturación de la foto del lago color rosa si cuando llegas a ese lejano punto –luego de un avión y un largo viaje en carretera– NO es así. Es mejor inspirar con la realidad, porque al final de cuentas los viajes son toda una inversión tanto en tiempo como al bolsillo.

Evita ir a espacios si no vas a consumir
Hay quienes solamente van a un restaurante, a una boutique o a tiendas para ver y tomar fotografías que digan «estuve aquí». Evita el hype por tomar una foto para subirla solo por la ubicación. Las personas que trabajan allí lo agradecerán y apoyarás el consumo de locales por turismo.

No erosiones joyas naturales ni ubicaciones arqueológicas
Tal como pasa con Machu Picchu, que por la impresionante cantidad de turistas en el lugar y que buscan el punto más alto para tomarse la foto, han decidido cerrar algunas áreas. Si vas a un destino natural ayuda a cuidar el entorno y mejor busca la manera de fomentar buenas prácticas a través de un clic.

Aprecia el verdadero valor, la historia y el legado de lo que ves
Si vas a un museo, no solo le tomes foto a la obra para compartirla (que en realidad en muchos lugares es algo prohibido). Muestra interés por la pintura, su artista y de todo lo demás que está en el museo. Asimismo con la arquitectura, los monumentos y todo aquello que cuenta más «en vivo» que en una foto. Recuerda que para imágenes las puedes buscar en Google.

No promuevas la explotación animal
Antes de compartir una foto en la que estés con animales como elefantes, llamas o tiburones, ten en cuenta si realmente se trata de santuarios responsables y cuántas personas conviven con esas criaturas a diario. Si se ‘viraliza’ la experiencia, estos animales pueden ser parte de explotación. Un ejemplo claro es el Santuario de las luciérnagas en Tlaxcala, en donde a pesar de que no se permite fotografíar a estos insectos porque la luz perjudica su reproducción, las personas insisten en capturar el momento con flash y rompen con sus necesidades naturales. Una imagen para «recordar» no vale más que dañar a un ser vivo y es mejor recordar ese espectáculo en tu mente.

Vive el momento
¿De qué sirven 1,000 fotografías iguales en tu carrete de fotos si en realidad no disfrutas estar allí? El error más grande es no vivir el momento y dejar que todo pase a través de la pantalla. Un par de fotos, si quieres tener evidencia de que estuviste ahí es ideal, pero no tengas el celular en la mano en cada paso. Puede ser hasta molesto para los demás turistas o tus acompañantes.

No te frustres si no hay wifi, no tienes pila o no obtienes suficientes likes
Como consejo, no desaproveches momentos en estar pegado a una pared para cargar tu celular, ni en búsqueda del punto exacto en donde hay wifi o al checar constantemente si tu foto obtiene likes. Al igual que el punto anterior, mejor VIVE EL MOMENTO. Las memorias se construyen cuando te olvidas de la tecnología, así que ¡a convivir!

Artículo Original: The Happening

Go Viral