Por qué hoy es más importante que antes incorporar vitamina D en tu dieta

La vitamina D, también apodada ‘vitamina del sol’ por la habilidad de ser absorbida por el cuerpo a través de los rayos del sol, juega un gran papel en mantener al cuerpo saludable. Su principal trabajo es promover la absorción de calcio, siendo necesario para el crecimiento de huesos y su remodelación (cuando un tejido de hueso es quitado y un nuevo tejido se forma). La falta de vitamina D puede conducir a problemas en los huesos pero también dentro de sus beneficios físicos también hay varios relacionados a la salud mental. 

Dentro de los muchos beneficios que tiene, uno de los más importantes está relacionado directamente con nuestra salud mental. La vitamina D puede mejorar tu humor así como el sol. De acuerdo con un artículo de neuropsicología, se encontró una correlación significativa entre la depresión y la deficiencia de dicha vitamina. Aunque esta investigación todavía tiene varios factores por estudiar, los autores recomiendan como parte del tratamiento para la depresión tratar también la deficiencia de vitamina D ya que es fácil, efectivo en cuanto al costo y puede mejorar los resultados de la depresión. 

Sin embargo, otros beneficios de la vitamina D a nivel físico trae también muchas ventajas. A continuación te nombramos algunos: 

  • Ayuda a fortalecer tus huesos e incluso si es combinado con el calcio se vuelve realmente efectivo para prevenir la osteoporosis. 
  • Ayuda a fortalecer los músculos y en el caso de los adultos mayores es especialmente beneficioso pues previene caídas. 
  • Apoya al sistema inmunológico al combatir bacterias nocivas y diferentes virus, un beneficio que se ha investigado recientemente con la pandemia de covid-19. Hay estudios que indican que las latitudes altas y la temporada de invierno son factores de riesgo debido a la deficiencia de vitamina D, lo que incrementa la gravedad de la influenza y otras enfermedades respiratorias. 
  • Mejora la salud bucal pues ayuda a absorber el calcio en los dientes, reduciendo el riesgo de caries y enfermedades de las encías.
  • Puede ayudar a prevenir la diabetes tipo 1 y tipo 2 ya que combinada con el calcio mejora el manejo de consumo de azúcar del cuerpo. 
  • Su incremento ayuda a tratar también la hipertensión. 
  • Puede ayudarte a perder peso pues un estudio comprobó que las mujeres con deficiencia de esta vitamina les costaba más trabajo bajar esos kilos demás. 
  • Puede disminuir el riesgo de padecer algunos tipos de cáncer ya que una investigación descubrió que la incidencia y mortalidad para ciertos tipos de cáncer era menor en los individuos que vivían en latitudes sureñas, donde los niveles de exposición al sol son relativamente altos. 

¿Cómo incrementar mi consumo de vitamina D? 

La única forma de saber si tienes una deficiencia de vitamina D es a través de una consulta médica en la que analizan los niveles de ésta en la sangre. Sin embargo, nunca sobra tener en cuenta que estas son las formas de incrementar tu consumo de vitamina D, especialmente en estos momentos en que nos da menos el sol y hay una pandemia de una enfermedad respiratoria. 

Empieza por tomar 20 minutos de sol varias veces a la semana pero recuerda que siempre debes usar bloqueador al salir incluso para tomar vitamina D. También puedes incorporar ciertos alimentos a tu dieta para obtener ese extra de vitamina D como pescado (salmon, tuna, sardinas y caballa), hongos, leche, jugo de naranja, yogurt y algunos cereales también están fortificados con vitamina D. 

La ruta de los suplementos también existe pero debes primero consultarlo con un doctor para verificar la dosis, la frecuencia de consumo y si es realmente necesario. 

Go Viral