5 razones para monitorear tu ciclo menstrual

Aunque no lo creas, monitorear tu ciclo menstrual te ayuda en muchos aspectos de tu vida, desde conocer tus días fértiles en cada de que busques un embarazo, hasta cuándo es mejor hacer una rutina intensa de cardio para llenarte de energía, además de detectar cualquier anomalía a tiempo y acudir con un profesional. Para hablar más sobre este tema, entrevistamos a Dra. Paulina Chabat, especialista en Ginecología y Obstetricia.

1. ¿Por qué es importante monitorear tu ciclo menstrual?

Entender y conocer tu ciclo menstrual es una gran manera de tener un estilo de vida más saludable ya que te ayuda a saber cómo están funcionando tus hormonas, comprender tus emociones, sacarles provecho a tus entrenamientos, conocer tus días fértiles y, ¡hasta aprovechar mejor los alimentos!

2. ¿Cómo nos ayuda tener esta información para tener hábitos más sanos?

En esta época, las mujeres, estamos buscando cómo tener una vida más saludable y modificar nuestros hábitos para lograrlo. Al conocer nuestro patrón hormonal particular podemos conocernos mejor y cuidarnos tanto emocionalmente como físicamente. Puedes tener esta info en tu celular al sincronizar tu smartwatch, así tendrás el control de todo.

Foto: HUAWEI Watch Fit.

3. ¿Cómo podemos interpretar la información?

Te platico un poco de cómo interpretar la información de nuestro ciclo hormonal para que puedas utilizarlo en tu vida diaria. ¡Es tan fácil como contar hasta 3!


1) No importa si estás buscando embarazarte o si prefieres evitarlo, conocer el inicio y final de la ventana fértil en nuestro ciclo menstrual es sumamente importante. Cada mes tenemos 5 días fértiles y son aproximadamente 14 días antes del primer día de tu siguiente menstruación. Al llevar un registro y conocerte puedes saber cuáles son estos días.

2) Si te baja mes con mes, entre cada 21 y 35 días, sabemos que tus ovarios están trabajando adecuadamente y eso significa que tus niveles hormonales están en rangos normales. Si tienes irregularidades, manchados, sangrados abundantes o retrasos podemos sospechar que algo no está normal.

3) Otra gran ventaja de conocer tu ciclo menstrual es poder comprender y manejar de una mejor manera tus emociones. Se ha visto que los cambios hormonales a lo largo del ciclo menstrual causan cambios en el estado de ánimo, así que puedes conocer cómo te puedes sentir en particular en determinado día del ciclo.

4. ¿Por qué es importante ejercitarse de acuerdo con nuestro ciclo menstrual?

¿Has notado cómo al hacer ejercicio algunos días tienes mucha fuerza y energía y otros, sin ninguna causa aparente, nada más sientes que no puedes? ¡Eso se puede explicar a través de nuestro ciclo menstrual!

Nuestros estrógenos nos ayudan a que tengamos: una mayor retención de masa muscular, una mejor sensibilidad al entrenamiento de fuerza, un menor daño muscular al momento de entrenar, una menor necesidad de tiempo de recuperación y una mayor tolerancia al volumen de trabajo. En la primera fase del ciclo, del día 1 al 14, hay altas concentraciones de estrógenos, así que es el momento donde tenemos un alto nivel de energía y el mejor momento para realizar entrenamientos de alta intensidad. Durante la ovulación (día 14) las concentraciones de estrógenos alcanzan su pico máximo, por lo que hay un aumento en la producción de fuerza. Esta es la mejor fase para ejercitarnos a la máxima intensidad. En la fase lútea, después de la ovulación (día 14 a 28), los estrógenos alcanzan su punto más bajo y aumenta la progesterona, por lo que es recomendable programar entrenamientos que necesiten menor esfuerzo ya que la tolerancia a la fatiga disminuye.

Hemos escuchado la importancia de complementar el ejercicio con una buena dieta, así que otra ventaja de conocerte, es comer basándose en nuestras hormonas y cómo funcionan en cada etapa de nuestro ciclo. En la primera mitad del ciclo hay mucho estrógeno, lo que aumenta la sensibilidad a la insulina y nos permite un mayor consumo de carbohidratos. Durante la ovulación encontramos el pico más alto de estrógenos, pero también inicia su decremento y el aumento de la progesterona, en este punto lo mejor es disminuir la ingesta de carbohidratos y controlar la ingesta de grasas. En la fase lútea el consumo de carbohidratos debe de ser muy bajo y aumentar a ingesta de proteínas y fibra. Al final de esta fase se recomienda incrementar el consumo de grasas, especialmente los ácidos grasos esenciales ya que se ha visto también que ayudan a controlar en síndrome premenstrual.

5. ¿Para qué nos sirve conocer las fases de nuestro ciclo menstrual (días fértiles, spm, etc.?

Conocer las fases de nuestro ciclo hormonal y nuestro patrón en particular tiene muchos beneficios, así que si quieres llevar un estilo de vida más saludable podrías empezar a seguir estas recomendaciones.

Go Viral