¿Cómo saber si padece migrañas menstruales?

Sí eres de las que comúnmente se ve afectada por un par de migrañas durante su periodo, te explicamos los cambios hormonales que entran en vigor cada mes y las razones por las que puedes sufrir de dolor de cabeza punzante y doloroso.

«Las migrañas son una de las afecciones discapacitantes más comunes en las mujeres en edad reproductiva y la menstruación puede ser uno de los principales desencadenantes», dice Arianna Sholes-Douglas, autora de The Menopause Myth. De hecho, casi el 60% de las mujeres que experimentan migrañas informan un vínculo entre sus migrañas y su período, según un estudio de 2015 publicado en el Journal of Headache Pain.

Los dolores de cabeza estándar pueden ser un efecto secundario de su período (puedes estar deshidratada, estresada, cansada), sin embargo, las migrañas menstruales están ligadas a niveles hormonales y se dividen en dos categorías. «Las verdaderas migrañas menstruales ocurren dos días antes o dos días después del primer día de sangrado menstrual», explica Vincent Martin, profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad de Cincinnati y director del Centro de Dolor de Cabeza y Dolor Facial del Instituto de Neurociencia UC Gardner. Solo alrededor del 7% al 19% de las mujeres que tienen migrañas experimentan estos.

El segundo subtipo más común, que afecta del 35% al 55% de las mujeres que padecen migrañas, es una migraña relacionada con la menstruación, que puede aparecer en otros momentos durante su ciclo, además del inicio del sangrado, dice Susan Hutchinson, director del Centro de Migraña y Dolor de Cabeza del Condado de Orange en Irvine, CA.

De cualquier manera, estas migrañas menstruales (coloquialmente denominadas «dolores de cabeza menstruales») tienden a durar más que las migrañas típicas y responden menos a los medicamentos para la migraña, dice Martin.

Las migrañas, ya sean menstruales o no, predisponen a una mujer a sufrir un derrame cerebral, dice Martin. Eso es especialmente cierto si experimenta un aura (cambios sensoriales como destellos de luz, puntos ciegos, otros cambios en la visión u hormigueo en las manos o la cara) con su migraña.

La terapia hormonal como la suplementación con estrógenos, que generalmente puede ser útil para controlar las migrañas menstruales, no es el camino a seguir si experimenta un aura con sus migrañas: «las hormonas pueden aumentar el riesgo de coágulos sanguíneos y, por lo tanto, pueden aumentar el riesgo de accidente cerebrovascular», asegura Martin.

En cambio, puede tomar medicamentos no hormonales o probar una terapia no médica como meditación, acupuntura, masajes, compresas de hielo, poca luz y un ambiente tranquilo, mayor hidratación y descanso y sueño adecuados.

Instagram @inStyleMexico
Swipe>
Go Viral