Por qué la vitamina C es la mejor opción para combatir primeras arrugas

Y no sólo arrugas, además ayudan a emparejar el tono de la piel, mejorar su textura, eliminar cicatrices superficiales de acné y hacer que te olvides de la opacidad. Sus beneficios son muchos y este potente antioxidante te ayudará a complementar tu rutina de skincare.

¿QUÉ ES LA VITAMINA C?

Es un antioxidante que neutraliza los radicales libres, regenera la piel y además ayuda a reparar las células dañadas. Como sabes, los antioxidantes se encargan de reducir y prevenir el daño a nuestras células, neutralizando la producción de moléculas altamente reactivas (o radicales libres). Esta Vitamina protege de agresores en el aire como los contaminantes y otros como los daños de los rayos UV. Además, este componente es altamente ácido, por lo que también acelera la producción de colágeno y elastina que ayudan a que la piel sea más elástica y firme, por eso es perfecta para las primeras líneas de la edad.

La Vitamina C además ayuda con las manchas y la hiperpigmentación, por ejemplo cuando te picas un grano (grave pero común error) y te queda una marca morada. Es un agente iluminador que trata las manchas y además previene su aparición. La manera más efectiva de aplicar la Vitamina C tópica es en concentrados como sueros pero también la puedes encontrar en cremas, protectores solares e incluso limpiadores.

Combinada con ácido ascórbico, vitamina E y otros ingredientes es todavía más potente, sólo recuerda que puede ser un poco agresiva con las pieles que se irritan fácilmente, así que consulta a tu dermatólogo antes de incluirla a tu rutina.

Algunos de nuestros productos favoritos con este mágico ingrediente se encuentran en la línea C+C Vitamin de Natura Bisse, Fresh Pressed y Superdefense de Clinique y CE Ferulic de Skinceuticals.

Además ahora puedes encontrar a la vitamina C en novedosas presentaciones como el agua micelar de Natura Bisse, por ejemplo.

Go Viral