Qué tan seguido debes lavarte el pelo (según tu tipo)

¿Me debo lavar el pelo diario? ¿Un día sí y uno no? ¿Qué es lo mejor para mi pelo?

Todo el mundo sabe que cuando se trata de cuidar varios tipos de pelo, el único denominador común es que no hay ninguno, especialmente cuando se trata de la frecuencia con la que deberíamos lavarlo. Con gran parte de nuestras vidas girando en torno a nuestro horario de limpieza (no me atrevería a ir a una cita en un día sin shampoo), encontrar su lugar feliz podría ahorrarle mucha lucha.

El tipo de pelo, la textura y la longitud son factores obvios, pero la condición del cuero cabelludo y las opciones de estilo de vida, como cuando haces ejercicio y el nivel de contaminación de tu ciudad, son variables menos conocidas que es importante tener en cuenta. Si bien no hay una respuesta universal de talla única, todo comienza con la identificación correcta de cuál es realmente tu tipo de pelo, y probablemente no sea lo que piensas. Antes de buscar tu shampoo favorito, lee lo que nuestros profesionales tienen para decir.

Si tienes el pelo muy fino

Tiende a ser plano, lo que significa que los mechones se vuelven grasos mucho más rápido que otros tipos de cabello. La mayoría de las personas con con este tipo de pelo necesitan lavarse todos los días, pero lo más importante es que debes saber cómo lavarte el cabello fino.

Comienza con un limpiador de calidad, como el shampoo de volumen completo Fekkai y use solo una cantidad del tamaño de una moneda de diez centavos (realmente). El pelo fino no necesita mucho shampoo y de lo contrario estarás lavando el dinero por el desagüe. Literalmente.

Si es graso

No nos sorprende: el cabello excesivamente graso se debe lavar a diario, y se trata más de la técnica que del producto que usa. La forma más efectiva de lavar el cabello grasoso es dividirlo en secciones.

Si tienes pelo grueso o seco

Lávalo dos veces por semana, pero siempre haz que realmente cuenten tomándote tu tiempo para lavarlo y protegerlo contra la resequedad con alguna mascarilla o tratamiento restaurador para el cabello antes del champú, para una dosis extra de hidratación, y luego usar una pequeña cantidad de champú justo en la raíz, antes de aplicar una segunda ronda de acondicionador y enjuague.

Si tienes rizos

«El cabello grueso y rizado tiende a ser más seco», dice Ashley Streicher, estilista de celebridades y miembro de R + Co Collective. «Así que cuanto más tiempo puedas pasar sin lavarte para dejar que tus aceites naturales entren en acción mejor». Una pauta general para el cabello rizado es un régimen de lavado de una o dos veces por semana con un limpiador humectante, luego toma tiempo adicional y cuidado con el acondicionador.

Si tienes cuero cabelludo sensible

Si crees que el shampoo seco está causando la sensibilidad del cuero cabelludo, piénsalo de nuevo. «La caspa es una afección de la piel que en su mayoría no está relacionada con el cuero cabelludo y el cuidado del cabello», aconseja MacGregor. «Hay diferentes causas, tal vez relacionadas con la genética, el equilibrio de los microorganismos de la piel y las alergias».

Un shampoo suave y lleno de hidratación hará maravillas para aliviar la picazón y minimizar las escamas.

Nota: Intyle.com

Instagram @inStyleMexico
Swipe>
Go Viral