Lo que pasa (y lo que no) cuando consumes vinagre de manzana
Belleza

Lo que pasa (y lo que no) cuando consumes vinagre de manzana

Muchos hemos escuchado de la trend que volvió al vinagre de manzana en ingrediente importante de nuestra rutinas diaria. Que si tomarlo al despertar con el estómago vacío, si poner una o dos cucharadas, combinarlo con limón, etcétera, etcétera. Hay tantas maneras en las que se usa que por fin hoy te desmentimos algunos mitos respecto al vinagre de manzana, no, no es tan milagroso como lo pintan, pero sí tiene grandes beneficios para ti.

Todos merecemos sentirnos bien, recuerda que cada cuerpo necesita cosas distintas y reacciona de manera diferente a lo que consumimos, así que no olvides consultar siempre con tu médico o nutricionista antes de empezar a incorporar ciertos productos a tu día a día.

vinagre de manzana

¿Qué es lo que puede hacer el vinagre de manzana por nuestro organismo?

Antes que lo conociéramos como lo que es hoy, el vinagre de manzana ha existido por siglos y se ha usado como remedio casero, para cocinar y como medicina.

Algo que podemos tener por seguro es que el tiene efectos antioxidantes y antimicrobianos; aún hay mucho que estudiar del vinagre de manzana antes de que algo se considere 100% real, sin embargo, sí existen algunas rasgos positivos de tomarlo.

Te explicamos en cinco puntos lo que puede y lo que no puede hacer. ¡Toma nota!

1. El vinagre de manzana no hace que bajes de peso

Automáticamente mi Hannah Montana interior: ¿Cómo dices que dijiste? Sí, teníamos que empezar con este punto.

La verdad es que hasta ahora, no existe comprobación científica que acelere el metabolismo o reduzca grasa. De hecho, un estudio por Science Direct, reveló que un grupo de personas que estaban consumiendo dos cucharadas al día, también estaban comiendo 250 calorías menos. Recuerda que no hay mayor secreto que llevar una dieta balanceada y estar activos.

2. Pero sí puede ayudarnos a deshacernos de bacterias

Sí se puede usar para tratar infecciones y hasta limpiar heridas. Se considera que puede ser un conservante de alimentos ya que puede inhibir el crecimiento de bacterias como la E. coli y el deterioro de los alimentos, según estudios.

3. Spoiler alert: No te desintoxica

La verdad es que esta no es tan mala ¿sabes por qué?. Porque nuestro cuerpo es tan maravilloso que puede desintoxicarse por sí solo. Así que agradezcamos a nuestros riñones, hígado e intestinos por eliminar esas toxinas, desechar lo que nuestro cuerpo no ocupa y también por absorber los nutrientes de lo que comemos.

4. Puede que ayude a disminuir los niveles de glucosa en la sangre, pero aún no esta comprobado

Se encontró que después de 12 semanas de tomar vinagre de manzana los niveles de glucosa bajaron, pero, de nuevo, este fue un estudio realizado a un pequeño grupo de personas por lo que no se sabe a ciencia cierta si es que puede disminuir estos niveles.

También es súper importante que al momento de querer incorporarlo le preguntes antes a tu doctor porque el vinagre de manzana a veces no reacciona muy bien con ciertos medicamentos.

5. Tampoco lo consumas en exceso

Muchos expertos lo dicen, no consumas nada en exceso, siempre con moderación. Y específicamente el ACV tiene que tomarse con buena medida pues ya que es un ácido tomarlo en grandes cantidades puede hacer que tu estómago se irrite y dañe tu esófago. Los expertos recomiendan nunca pasar de dos cucharadas al día y sugieren comer antes para evitar esa irritación en el estómago.

Por el momento, no existe una verdad absoluta: lo más importante es el cómo decidas consumirlo.

Explora más en: Instyle.mx