Bloqueadores químicos vs minerales, ¿cuál es la mejor opción?

Primero lo primero, definamos cuál es la principal diferencia entre los bloqueadores químicos y minerales.

Los minerales

Usan zinc o dióxido de titanio para desviar los rayos UV que dañan el ADN que pueden conducir al envejecimiento prematuro de la piel y al cáncer. Los protectores solares minerales tienden a ser más suaves y más naturales, por lo tanto, más seguros para los bebés y las personas con piel sensible.

Los químicos

Los bloqueadores químicos usan ingredientes como avobenzone (químico que degrada significativamente la luz), homosalate, octisalate (estimula el flujo sanguíneo), octocrylene u oxybenzone (portador de otros compuestos para que actúen mejor en la dermis) para crear una reacción química en su piel, convirtiendo los dañinos rayos UV en calor. Sí, son más fáciles de aplicar y se absorben fácilmente.

Ahora bien, los dos cumplen con su función y pueden proteger tu piel. (Esperemos que sí estés usando tu bloqueador dentro de tu rutina de la mañana y recuerdes que después de unas horas es necesario volver a aplicarlo). Pero, ¿sabías que una de estas opciones no es tan buena para el medio ambiente?

Sí, el bloqueador no solo se evapora en el aire también cuando estás en la playa descansando o mientras te bañas, los químicos pasan de tu cuerpo a las vías fluviales y al suministro de agua.

De acuerdo con el National Ocean Service, un equipo de científicos internacionales descubrió que un químico común en muchas lociones y cosméticos de protección solar es altamente tóxico para los corales y algunas especies marinas. What?!

Ahora ya lo sabes y si tú como nosotras quieres implementar una rutina mucho más clean contigo misma y el medio ambiente el tip que te damos en esta ocasión es: busca que tu protector solar contenga zinc o dióxido de titanio con un valor de FPS de al menos 30. (Y recuerda, no basta con el bloqueador de tu CC cream).

Instagram @inStyleMexico
Swipe>
Go Viral