Así fue como vivimos el desfile #LVCruise 2020 de Louis Vuitton

La historia comienza con un viaje a una de las terminales abandonadas del aeropuerto JFK y termina con una fiesta donde tocó Mark Ronson. ¡Sigue leyendo!

Llegamos a Nueva York, sede el desfile Cruise 2020 de Louis Vuitton. Hospedadas en el Gramercy Hotel, la marca (famosa además por su herencia en artículos de viaje) nos recibió con una guía de la ciudad, su nueva fragancia (que puedes ver en la edición impresa de mayo) y la invitación al desfile en un sombre repleto del famoso monograma LV.

Foto: Karla Jáuregui

La sede fue el icónico TWA Flight Center de 1962, una de las terminales de aeropuerto más creativas del mundo. Totalmente renovada, la cual abrirá sus puertas como hotel el 15 de este mes (así que entramos antes que NADIE).

El espacio, creado por el arquitecto finlandés Eero Saarine, estaba repleto de maleza y hojas verdes (que se donarán en composta el día de mañana)… de fondo, las aves tropicales se dejaban escuchar a lo lejos y de pronto, una voz estilo azafata nos decía que el show estaba pronto a comenzar.

Foto: Karla Jáuregui

Así como por arte de magia, percibimos primero el beauty look de las modelos, repleto de rosa. Mejillas rojas y rosadas, sombras del mismo tono y algunos tocados de cuero en forma de casco. Otras, con melenas naturales rizadas o peinados góticos remontando los años 80s.

«¿No es Nueva York la ciudad más fascinante por su flujo de culturas que se mezclan y enriquecen entre sí?», dice la marca de la colección a cargo de Nicolas Ghesquière.

Vimos la influencia neoyorquina a cargo de brillos, piedras y metales que nos recordaban el mismo Chrysler Building o las luces que alumbran a LA ciudad. Además, accesorios futuristas, bordados deslumbrantes, un vestido dorado que queremos YA en nuestro armario. Y unas botas de punta metálica que fueron la sensación.

¿Los accesorios? Bolsos que se llevan cargados, mini purses en forma oval, otros más lujosos que se antojan de noche. ¿Los favoritos? Chamarras y faldas cortas en color ácidos como morado y verde. Pantalones altos, flats en punta y vestidos con bordados.

“Fui lo suficientemente afortunado para haber aterrizado en el TWA Flight Center a finales de los años noventa. Es algo que nunca podré olvidar. Este lugar estuvo olvidado durante veinte años y ahora ha vuelto a la vida. Es como un santuario que ha sido revivido y verlo encantar de nuevo en una iteración diferente, como hotel, es un gran placer. Se trata del redescubrimiento de un lugar poco común que sin embargo es parte del legado americano.”

Para finalizar, fuimos testigos de una fiesta repleta de celebridades como Joe Jonas, Emma Stone, Cate Blanchett, Julianne Moore, Karlie Kloss y Willow Smith, quienes bailaron al ritmo de la música de Mark Ronson en el PS1 MOMA.

Instagram @inStyleMexico
Swipe>
Go Viral