Tips para empezar a tener una vida fit (y mantenerla)

Empezar a llevar un estilo de vida fit, o saludable, es algo muy difícil para muchas personas, pero lo difícil no es el comienzo, sino continuarlo. Muchas veces solo empezamos a cuidarnos por algún evento o viaje o algún motivo en especial, lo que suele ser temporal. Ya que luego que sucede ese evento en particular regresamos a ser los mismos de antes, olvidándonos de todo. Además esto suele hacer que ese tiempo en el que intentamos seguir un estilo de vida saludable lo vivimos como una tortura.

Agarrarle cierto cariño a la constancia de cuidarse puede ser muy difícil, lo bueno es que solo es mental y cambiarlo solo es cuestión de quererlo. Mi mejor consejo es esperar a ver los resultados y ya que te enamoras de ellos, tu [email protected] empezarás a querer seguir en ese estilo de vida. Sí, al principio va a costar, y tampoco digo que dejes los antojos, simplemente es cuestión de encontrar el balance, que suele ser lo más difícil. Yo busco el balance, durante la semana como saludable, y hago ejercicio, y los fines de semana me doy mis gustos, y mis antojos, porque también me hace muy feliz comer mal JAJA.

Te dejaré mis 5 tips para empezar un estilo de vida fit, solo recuerda lo más importante, querer es poder.

Poco a poco

A veces nos encontramos [email protected] después de ver una foto o leer algo y queremos hacerlo todo de golpe. Es muy importante la paciencia para poder comenzar a ver resultados, para que te sea más fácil no te quites todo de golpe, empieza a dejar ciertos productos poco a poco, los primeros podrían ser, azúcar, y harinas.

Ve con un especialista

Para poder saber qué comer y en qué cantidades la mejor solución es ir con algún nutriólogo, ya que ellos saben cómo cuidar al cuerpo y evitar que los cambios que nos hagamos en la alimentación sean dañinos para nuestra salud, no copies ninguna dieta, porque cada cuerpo es diferente y necesitas hecha una especialmente para ti, tus objetivos, etc.

Encuentra la actividad para ti

Los cambios en el cuerpo no son solamente de alimentación, sino que el ejercicio es muy importante, porque nos ayuda a tonificarnos y además en esta nueva normalidad, nos ayuda mucho a la salud mental y emocional. Pero ten en cuenta que no sirve de nada hacer muchísimo ejercicio y alimentarnos mal. Hay miles de actividades y si todavía no le agarraste el ritmo lo mejor es empezar por algunas más sencillas como yoga, pilates o funcional. La clave para que no lo abandones es que encuentres el ejercicio que realmente te guste y no lo veas como una obligación.

Constancia

Este factor junto con la paciencia es el más importante. Si no sigues esforzándote constantemente tanto en la alimentación como en el ejercicio jamás verás resultados.

Objetivos

A veces ponernos objetivos nos hace bien, por principio de año hay muchos retos que te pueden servir para guiarte y llevarte de la mano. Pero definitivamente poner ciertos objetivos, van a ayudar a mantener el track de lo que estamos haciendo, uno podría ser, hacer ejercicio equis cantidad de veces a la semana, tú decides cuál es tu objetivo, eso sí, disfruta el proceso y los cambios, no te obsesiones.

Go Viral