¿Qué significa realmente el empoderamiento femenino?

Ante la situación en México con el alza en el índice de feminicidio y el próximo paro #UnDíaSinNosotras el 9 de marzo en protesta ante la violencia de género, es más importante que nunca abrir la conversación sobre el empoderamiento femenino.

El empoderamiento femenino, es un término que escuchamos a menudo, a veces causa conflicto pues puede ser mal interpretado. Para no caer otra vez en un frase “vacía” que carezca de significado, comencemos por saber el origen del término: mencionado por primera vez de manera formal en un encuentro celebrado en Beijing durante la Conferencia Mundial de las Mujeres, en 1995. El objetivo principal de este encuentro era aumentar la visibilidad de la mujer en la toma de decisiones y su participación en temas relacionados con el poder. 

La experta Ana Pazos, es Life Coach y compartió en qué consiste exactamente el empoderamiento femenino, ya que en su experiencia se ha encontrado con cientos de mujeres en talleres, conferencias y sesiones, identifica 10 características de una mujer empoderada:

  • Es aquella que tiene confianza en sí misma y se siente capaz de lograr aquello que desea.
  • Tiene el control sobre sus tiempos y su propia vida.
  • Define sus objetivos con claridad.
  • Tiene poder de decisión, opina y ejecuta las acciones necesarias para vivir la vida que quiere.
  • Es responsable por el resultado de su vida (nunca se hace la víctima).
  • Es resiliente (fracasa, aprende y se levanta más fuerte que nunca).
  • Afronta sus miedos, sale de su zona de comfort y se lanza a nuevos desafíos.
  • Gestiona su tiempo y sus prioridades en todas las áreas de su vida; ya sea personal, profesional, en sus relaciones, entre otras.
  • Es independiente financiera y emocionalmente (muchas mujeres están en situación de abuso psicológico o físico porque no tienen su propio dinero).
  • Poseen poder sobre su cuerpo (deciden cómo vestirse, cuándo embarazarse o no, si se tatúan etc.) y su entorno (la forma en que participan en su núcleo familiar o en su trabajo).

“La maravilla de la vida es que tenemos el poder de transformar nuestra historia y crear nuestra propia realidad a partir de hoy. ¡No dudes de ti! No es cosa fácil, pero sí es posible. Tú puedes ser una mujer poderosa. Es un proceso de cambio e irás subiendo un escalón a la vez, estando cada día más cerca de aquello que deseas. Las mujeres en la actualidad tenemos una agenda muy demandante: queremos hacer ejercicio, comer sano, trabajar, cuidar a los hijos, al marido o novio, ir al salón, atender la casa, tener vida social, entre otras cosas. Es una lista imparable y repetitiva, por lo que ser una mujer empoderada demanda una excelente gestión del tiempo y productividad en todas las áreas” comenta Ana.” Por otro lado, es importante acordarnos que la perfección NO existe y quien la busca vive frustrada. Lo que sí existe es una vida donde tú sientas en control de ella (de acuerdo a lo que está en tus manos) y tengas un buen nivel de satisfacción, resolviendo los problemas siempre con enfoque en la solución.”

Además de esto da seis consejos de cómo puedes llegar a ser una mujer empoderada:

  1. Ten una agenda inteligente: la manera en la que diseñes tu agenda semanal definirá tu estilo de vida, ¿Cuántas horas dedicas a cada área de tu vida?, ¿Cuáles son tus prioridades para ser la mujer poderosa que quieres ser?, ¿A qué le dedicas más tiempo en tu vida?
  2. Elimina factores de distracción: haz una lista de todo que te distrae de ser y tener lo que quieres.
  3. Deja de contarte excusas a ti misma: ¿Cuáles son las excusas para justificarse a perder tiempo y no dedicarte a cubrir todos los aspectos importantes? Ejemplo: Trabajé todo el día, estoy muy cansada, entonces me merezco ver horas de Netflix. Si te mereces un descanso pero NO horas de Netflix que le están restando tiempo a otros aspectos importantes.
  4. Clasifica tareas, establece prioridades por día, si no es importante para ti, delégalo o elimínalo.
  5. Aprende de decir “NO” sin sentirte culpable o pensar que estás desagradando a alguien, muchas veces un NO para otra persona es un SI para ti.
  6. Actúa y empieza diferente, haz una nueva agenda. Sin acción y cambio, no hay resultado. El éxito viene de un conjunto de pequeñas acciones que juntas te aproximan a lo que tanto deseas.

Ha llegado el momento de apoyarnos más que nunca entre mujeres y seguir luchando por el empoderamiento femenino. 

Go Viral