La princesa Mako de Japón por fin se casó con su novio y dejó la realeza
Cultura

La princesa Mako de Japón por fin se casó con su novio y dejó la realeza

La princesa Mako de Akishino tiene una historia de amor muy interesante: ella quiso renunciar a su familia y títulos nobiliarios para estar junto al amor de su vida, Komuro Kei un “plebeyo”.

El 26 de octubre nos despertamos con la noticia de que la princesa Mako, de 29 años, logró por fin hacerlo realidad, a casi 3 años de anunciar que quería casarse y dejar a la familia real. El atraso se debió a la pandemia, así que la de ella fue una de las muchas parejas del mundo que vio alterados sus planes de boda por este tema.

La historia de la princesa Mako

Su vida amorosa podría ser la versión japonesa de Meghan y Harry. De hecho, han surgido muchas comparaciones al respecto, porque tanto ella como Harry dejaron algunos de sus privilegios por amor, además de que su relación ha sido muy discutida por la prensa.

Ella es la primera hija y la hija mayor del príncipe Fumihito y la princesa Kiko, y ex miembro de la familia imperial japonesa gracias a la boda civil, que se realizó el 26 de octubre.

Mako y Kei ¡se casan!

Mako y su novio (ahora esposo) Kei Komuro se conocieron en la universidad y desde entonces están juntos. Su relación ha estado envuelta en drama, tabloides y escándalo, ya que no era una unión socialmente aceptada, por el hecho de que Kei no es miembro de la realeza.

Pero por fin y después de muchos escándalos, que incluso le causaron estrés postraumático a Mako, se logró el matrimonio, que fue una ceremonia civil y se dio a conocer en una conferencia de prensa. Con esto se marca oficialmente la salida de Mako de familia real, ya que de acuerdo a la ley japonesa las mujeres que pertenezcan a la realeza y se casen con un plebeyo deben renunciar a sus títulos nobiliarios. Esta ley no aplica para hombres que quieran casarse con plebeyas.

princesa mako boda
Mako y su esposo Kei Komuro, en el día de su boda. (Photo by Nicolas Datiche / POOL / AFP)

El adiós a su familia

La libertad y el amor representaron para Mako la difícil tarea de despedirse de su familia para siempre e irse a vivir a Nueva York, donde Kei trabaja como abogado.

Tras la conferencia de prensa, los medios también captaron el adiós de esta ex-royal con los miembros de su familia en un impactante video. Primero, se despidió de su padre con las reverencias que el protocolo dicta, para después despedirse de su mamá y por último, de su hermana quién no dudó en abrazarla con mucha emoción. (corre por unos kleenex después de ver este video)

Mako decidió no aceptar el pago único de un millón de dólares al que tenía derecho.

Explora más en: Instyle.mx