3 marcas mexicanas de decoración que nos encantan

Si quieres darle un toque único y diferente a tu casa es hora de que conozcas estas marcas mexicanas de decoración. Además de ser súper cool y tener opciones diferentes, son una alternativa hecha en nuestro país, ¡apoyemos el comercio local!

rrres

Es un estudio de diseño con sede en Oaxaca, México. Trabaja con colecciones limitadas, utilizando técnicas artesanales tradicionales. Su oferta se basa en las experiencias que se viven en esta región, conociendo personas notables y aprendiendo más sobre nuestra cultura latinoamericana a través del proceso de creación. Cada pieza se hace directamente con el artesano para garantizar su pago justo, sin ningún intermediario. Para rrres es fundamental conocer a cada uno de los creadores de las piezas para establecer una relación de trabajo basada en la confianza.

Aytana

Esta es una de las marcas mexicanas que promueve la adquisición de piezas únicas y hechas a mano fusionando dos mundos: los procesos artesanales y la tendencia e innovación del diseño, con la intención de despertar el espíritu del arte y embellecer los espacios que habitamos. «Nuestro propósito es concientizar a nuestra comunidad y cultura en la complejidad y belleza que es un proceso artesanal en cualquiera de sus técnicas y modalidades. Las horas de trabajo, los kilómetros recorridos, los hilos bordados y la experiencia de compartir paso a paso una técnica de nuestras raíces que ha sido heredada a través de los años y conservada a través de la cultura», comparte la marca.

Sus piezas son hechas a mano en México por 4 comunidades y alrededor de 80 artistas indígenas que viajan 5km caminando y 35km en camión, tejen aprox 10,000 hilos y trabajan por 15 horas con sus manos para hacer de cada producto una obra de arte. Encuéntrala aquí.

Fervor

Es un taller dedicado a la producción de piezas en hoja de oro y otros metales, conformado en 2016 por Euri Lorenzo, (Ciudad de México, México 1976) y Arantxa Solis, (Ciudad de México, México 1990). Sus formaciones académicas y profesionales, por un lado en la restauración de arte, en el caso de Euri y, en el caso de Arantxa, en la arquitectura, han permitido una combinación clave para la creación de este taller, el cual explora la tradicional técnica del pan de oro en objetos decorativos y contemporáneos. Todas las piezas Fervor se destacan por la delicadeza de su manufactura, por el uso de una técnica milenaria que se transforma en nuevas aplicaciones y creaciones, reivindicando su lugar y uso estético desde el ojo contemporáneo.

Go Viral