Aparentemente, Harry fue quien consiguió el trato con Disney

El príncipe Harry y Meghan Markle pueden haber estado mirando hacia el futuro meses antes de anunciar sus planes de alejarse de la familia real.

Mientras asistían al estreno en Londres de El Rey León en julio de 2019, Harry, de 35 años, tuvo una breve conversación con el CEO de Disney, Bob Iger, que parecía implicar la posibilidad de alinear algún trabajo futuro para la ex actriz de Suits, de 38 años.

«Sabes que hace voces en off», se puede escuchar a Harry decir en un video del encuentro, mientras Iger responde: «¿En serio?». «¿Lo sabías?», dice Harry, «Pareces sorprendido».

Haciendo un gesto hacia Meghan, que estaba hablando con Beyoncé y JAY-Z a varios metros de distancia, se puede escuchar a Harry diciendo: «Ella está realmente interesada». «Claro», responde Iger, de acuerdo con el video. «Nos encantaría intentarla».

El video reapareció durante el fin de semana, luego de que se informara que Meghan había firmado un acuerdo de voz en off con Disney, beneficiando a la organización benéfica de conservación Elephants Without Borders. Según el medio británico The Sunday Times, el acuerdo se firmó antes del anuncio de la bomba de Meghan y Harry. Disney aún no ha comentado sobre el informe.

Cuando Harry y Meghan anunciaron sus planes de «dar un paso atrás como miembros» mayores «de la Familia Real» el miércoles pasado, revelaron planes para «forjar un nuevo papel progresivo dentro de esta institución».

Además de trabajar para «volverse financieramente independientes», la pareja también compartió su intención de «equilibrar nuestro tiempo entre el Reino Unido y América del Norte».

«Este equilibrio geográfico nos permitirá criar a nuestro hijo con una apreciación de la tradición real en la que nació, al tiempo que le brinda a nuestra familia el espacio para centrarse en el próximo capítulo, incluido el lanzamiento de nuestra nueva entidad caritativa», escribió.

Mientras las conversaciones en torno a su anuncio han continuado, las fuentes del palacio le dijeron a PEOPLE el sábado que la reina Isabel ordenó una cumbre familiar en su casa de campo en Sandringham el lunes, para «discutir las cosas».

Es probable que la duquesa de Sussex participe por teléfono si ocurre dentro del plazo adecuado, teniendo en cuenta que actualmente se encuentra en la isla de Vancouver, Canadá. La reunión de alto nivel plantea la posibilidad de que haya una conclusión a la vista de las conversaciones sin precedentes para encontrar una solución que funcione para los Sussex y la familia.

Instagram @inStyleMexico
Swipe>
Go Viral