Lily Allen se casó en Las Vegas, con un vestido Dior y lo celebró en In-n-Out Burgers

En medio de plena pandemia y a punto de cambiar de estación, Lily Allen y David Harbour decidieron darse el sí frente a un imitador de Elvis Presley en la famosa Graceland Wedding Chapel en Las Vegas. 

“En una boda oficiada por el propio rey, la princesa del pueblo se casó con su devoto, humilde pero amable titular de la tarjeta de crédito en una hermosa ceremonia iluminada por los cielos cenicientos, cortesía de un estado en llamas a millas de distancia en medio de una pandemia mundial”, escribió el protagonista de Stranger Things en su cuenta de Instagram. 

En la ceremonia solo estuvieron ellos y sus respectivas hijas, quienes decidieron, después de la ceremonia, disfrutar de una delicia comida en In-N-Out Burger.

A diferencia de la mayoría de todas las novias, Allen sorprendió al mundo con un diseño corto de Dior, dejando claro que lo clásico jamás pasará de moda, y acompañando su look con unos pumps negros, un velo y un ramo de rosas en colores cálidos.

View this post on Instagram

❤️❤️❤️

A post shared by Putting the ‘is’ in Nuance (@lilyallen) on

Esta no es la primera vez que la cantante camina al altar pues en 2011 se casó con Sam Cooper en donde apostó por un vestido de la diseñadora francesa Delphine Manivet para la ceremonia y cambió para la fiesta por una prenda diseñada por Karl Lagerfeld.

View this post on Instagram

❤️❤️❤️

A post shared by Putting the ‘is’ in Nuance (@lilyallen) on

La pareja lleva saliendo desde agosto de 2019 y desde entonces han sido inseparables. Se les ha visto pasear junto con sus respectivas hijas en Nueva York y Londres.

Go Viral