Te retamos a comer pescado después de ver SeaspiracyCRÉDITO: @HIDROAD

Warning: si continúas leyendo probablemente te encuentres MUCHOS spoilers.

Tenemos que hablar de Seaspiracy, el documental de Netflix dirigido por el productor británico Ali Tabrizi el cual se mete (sin miedo) al mundo de la pesca comercial y el impacto que ésta tiene sobre el mar, la vida marina y por ende, el planeta. Confieso que yo soy de esas personas que no ve documentales en los que hay maltrato animal y cuando le di play lo primero que me advirtió fue eso. En mi mente dije “si no aguanto le paro” pero una vez empezado, no pude parar (por más doloroso que fuera y llorara sin control). Llega un momento en la vida en la que no puedes darle la espalda a la realidad y debes hablar de los actos que probablemente haces diario y que por más feo que suene, afectan al planeta: comer pescado es uno de ellos y te explicamos por qué.

¿Qué está pasando con la pesca comercial y por qué es una amenaza a la vida marina?

El documental explica de manera muy gráfica que cuando un barco pesquero sale al mar con el objetivo de pescar atún, por decir un ejemplo, se lleva más que eso. Una red de pesca arrasa con delfines, tiburones, tortugas, aves marinas y arrecifes. Y hablando de los primeros, no es catch and release, una vez que que entran en las redes, mueren… y de manera muy cruel. En el documental se habla sobre el término “sustainable fishing” (pesca sustentable) el cual presenta una forma más amigable (y poco realista) de pescar, en la cual animales como el delfín o tiburón no se ven perjudicados. Pero Ali, durante todo el documental, demuestra que la realidad es todo lo contrario.

¿Qué pasa con los certificados Dolfin-Safe o seguro para los delfines?

Dolfin Safe es un logo (que casi siempre vemos en las conservas de atún) que específica y te garantiza que el pescado que estás por comer ha sido capturado sin dañar más animales o delfines. En el documental, Ali entrevista a Mark J.Palmer, un representante de la asociación, quien al ser cuestionado si se puede garantizar que todos los productos con ese logo son 100% Dolfin Safe responde que no puede hacerlo porque en muchas ocasiones los observantes que hay en el mar son comprados con dinero. Entonces “¿cómo podemos ayudar a que esto no suceda?” pregunta Ali, “comprando productos con nuestro logo”, responde Mark…whaaaaat? Hay una infinidad de contradicciones en su argumento que nos demuestran que lo que compramos como “pesca sustentable” es todo menos eso.

Aunado a este problema, estos son algunos datos espeluznantes mostrados en el documental:

El 90% de los peces grandes del mundo han sido eliminados por la pesca.

El mundo de la pesca va ligado con la esclavitud. Muchos de los pescadores son víctimas de abuso e incluso asesinato.

Los gobiernos dan alrededor de 35 billones de dólares a la industria pesquera cada año para que continuen saqueando nuestros mares. (De acuerdo a la ONU, solo $30 billones son destinados a combatir la hambruna mundial).

46% de la basura del Pacífico provienen de las redes para pescar, las cuales son más peligrosas que los popotes. Cada año 300,000 delfines y ballenas son asesinadas por dichas redes y en cuanto a los tiburones, mueren más de 30,000…por hora.

SIN OCEANOS… NO HAY VIDA

El océano es el hogar de hasta el 80% de toda la vida en la tierra. Produce ente el 50 y el 80% del oxígeno en la tierra y absorbe cuatro veces la cantidad de CO2 que la selva amazónica. Si se sigue pescando a la magnitud y rápidez con la que se hace hoy en día, nos quedaremos sin peces grandes, chicos y por ende, sin vida.

Las quejas

Muchas de las asociaciones y de los personajes que salen en el documental han salido a la luz mencionando que los grabaron fuera de contexto y que los datos duros son erróneos. Y aunque quizá algunos datos puedan variar, la realidad no es otra, se pesca sin respetar la vida marina ni lo que esto puede hacer por el planeta en los próximos años.

¿Seguirás comiendo pescado?

Esa es la principal pregunta y la solución que proponen los creadores de este documental. Personalmente, yo ya llevaba una dieta bastante veggie, pero de vez en cuando comía pescado y MUCHO sushi. Después de ver el documental llegué a la conclusión que las organizaciones no cambiarán y dejarán de lucrar con esta industria, pero yo si puedo aportar mi granito de arena dejando de consumir pescado.

Go Viral