Te enseñamos cómo armar una tabla de charcutería para ser la mejor anfitriona
Comer

Te enseñamos cómo armar una tabla de charcutería para ser la mejor anfitriona

¿Dónde están los wine & cheese lovers? Si son tu pasión, tienes que aprender cómo armar una tabla de charcutería.

Ya sea para disfrutar con tus bffs, en una reunión con amigos o para una cena en pareja hoy te enseñamos cómo armar una tabla de charcutería para conquistar el corazón de tus invitados.

A pesar de que siempre han sido una de las opciones favoritas para botanear de muchas personas, en fechas recientes, también se les ha dado un twist a las tablas de charcutería y se han agregado nuevos elementos como diversos postres y alimentos como alitas y papas fritas en vez de los tradicionales quesos y carnes frías.

Ya sea que prefieras la versión clásica o la innovadora, hoy te platicamos todo acerca de esta tendencia y te daremos una guía para que puedas armar una tabla que se adapte a tus gustos y el de tus invitados. 

tabla de charcutería
Instagram: @sheyskitchenlv

First things first… ¿Qué es una tabla de charcutería?

La palabra charcutería viene de España y significa aquél lugar donde se venden embutidos y carnes frías o cualquier tipo de carne curada en general, por lo tanto, una tabla de charcutería, es un plato que se prepara juntando embutidos como salami, jamón serrano, chorizo pamplona con otros alimentos que les contrasten en sabor así como frutas, mermeladas, frutos secos y patés. Generalmente se acompañan con rebanadas de pan artesanal o galletas saladas. 

¿Cómo armar una tabla de charcutería?

Para armar una tabla de charcutería, no existen reglas como tal. Los ingredientes que decidas incluir deben ser de tu preferencia y adaptarse a tus gustos.

Sin embargo, sabemos que a veces puede resultar abrumador encontrar los alimentos ideales entre una mar de opciones, de precios y de calidades, por ello, te daremos una pequeña guía step-by-step de qué cosas puedes incluir y cómo armar tu tabla.

1. La base

El primer paso para ensamblar tu tabla es conseguir la base. Lo tradicional es armarla sobre alguna tabla de madera, aunque muchas personas prefieren optar por un platón extendido o botanero con separaciones.

Si la vas a consumir fuera de tu hogar y la tienes que transportar, una gran opción es utilizar una caja de madera.

2. Embutidos y carnes frías

Tal y como su nombre lo dice, la charcutería es uno de los elementos más importantes para el ensamblaje de tu tabla. Esta incluye embutidos como chorizos, salamis, pepperoni y carnes frías como jamones de pavo e ibéricos.

Es importante que seas generosa con las porciones de estos ingredientes ya que son los elementos principales de tu plato.

tabla de charcutería

3. Quesos

En cuanto a los quesos, puedes jugar entre texturas, intensidades y tipos de leche sin embargo, en una tabla de charcutería, nunca deben de faltar:

  • Quesos manchegos españoles semicurados o curados.
  • Quesos franceses suaves como Brie o Camembert.
  • Queso azul o Roquefort.
  • Queso Gruyere.
  • Un manchego mexicano con trocitos de chipotle, nuez o arándanos.
tabla de charcutería

4. Frutas

Las frutas son esenciales para tu tabla. Estas ayudan a contrastar el sabor salado de los quesos/carnes frías y crean un perfecto maridaje con ellos.

Te recomendamos incluir uvas, manzana verde, fresas, moras azules, higos y no te puedes olvidar de las aceitunas ya sean rellenas o no.

tabla de charcutería

5. Frutos secos y nueces

Las nueces y frutos secos son un gran acompañante para las frutas y quesos principalmente. Puedes incluir almendras, nueces pecanas, de la india, arándanos, etc.

Tip: Incluir delicias de nuestra gastronomía mexicana como nueces garapiñadas, le puede dar un toque muy extra a tu tabla y subirla de nivel.

frutos secos y nueces

6. Mermeladas, jaleas y spreads

Las mermeladas y jaleas son esenciales para acompañar el pan y las galletas.

Te recomendamos que utilices sabores como chabacano, durazno y frutos rojos. También, en algunos supermercados o vinaterías, puedes encontrar jaleas de vino tinto o rosado.

Tip: Si quieres aumentar la intensidad del sabor de los alimentos, prueba con algunos spreads de crema de cacahuate que les puedas colocar encima.

7. Pan y galletas

Todos tus ingredientes se verían muy solitarios si no los acompañas de un buen pan artesanal y galletas saladas.

Recuerda cortar este en pequeños pedazos y no tengas miedo de probar panes con sabores poco tradicionales y con pedazos de frutas, nueces, etc.

pan

¿Y el vino?…

¡No puedes olvidar el vino para acompañar tu tabla de charcutería! Este potencializará todos los sabores en tu paladar y creará una combinación que te va a fascinar.

Estos son algunos maridajes que te recomendamos:  

  • Los vinos tintos como Merlot o Cabernet Sauvignon hacen un buen maridaje con el queso Manchego, Gouda, Cheddar o Parmesano.
  • Los vinos blancos como Sauvignon Blanc o Chardonnay pueden quedar bien con quesos como el Brie, Roquefort o Gruyere.
  • Los rosados van muy bien con las frutas y las mermeladas. 

Si aún tienes dudas, aquí resolvemos tus dudas de cómo elegir un buen vino.

vino rosado

¿Y las tablas de charcutería innovadoras?

Tal y como te lo dimos al principio, hoy en día, se ha dado la tendencia de crear tablas de alimentos poco tradicionales. Entre ellas destacan las tablas de postres y de snacks.

Para crear una tabla de postres puedes utilizar chocolates, bombones, brownie bites, mini cupcakes, gomitas, pretzels, frutas, galletas y no puedes olvidar los dips de chocolate, Nutella y crema de maní.

Si no eres tan sweet tooth entonces las tablas de snacks son para ti.

Puedes incluir alimentos como alitas, boneless, dedos de queso, papas fritas, aros de cebolla y sticks de apio, pepinos y zanahorias. No olvides tus dips de salsas BBQ, picantes, queso y Ketchup.

¿Cuál de estas opciones te vas a atrever a crear?

Explora más en: Instyle.mx