El stealthing: qué es y por qué es muy grave

Cuando hablamos de consentimiento en relaciones sexuales, nos referimos no solo al qué (tener sexo con otra persona), sino al cómo: en qué condiciones lo estamos teniendo, con qué método de protección, etc. Por eso, que una persona se quite el condón durante las relaciones sexuales (práctica llamada stealthing) sí es algo MUY grave. 

Algunas notas periodísticas definen al stealthing como una “nueva” forma de abuso sexual. Y no es que sea nueva. No tenemos manera de saber quién lo hizo por primera vez y probablemente existe desde que existen los condones. Quizá lo que es reciente es nuestro entendimiento de lo que significa consentir y de las consecuencias de salud física y mental que puede tener el vivir un engaño como este.

Por ejemplo, un capítulo de la increíble serie de HBO I May Destroy You trata abiertamente sobre este tema y sus consecuencias. 

¿Qué es el stealthing? 

Como ya mencioné, stealthing es el acto de que la persona que usa condón se lo quite en algún punto de las relaciones sexuales con penetración sin el permiso de la otra persona. Se le llama así en inglés porque el verbo stealth significa “sigiloso”, “cauteloso” o “furtivo”.

Es decir, es un acto que se hace con mucho cuidado para poder tener relaciones sexuales sin condón sin un previo acuerdo.

El término se comenzó a usar a finales de la década pasada en internet y en 2017 Alexandra Brodsky lo usó en un paper publicado en el Columbia Journal of Gender and Law. Ahí, ella argumentaba que es un tipo de violación.

¿Por qué es una agresión retirarse el condón durante las relaciones?

Así como algunas personas racionalizan el stealthing porque “se siente mejor hacerlo sin condón”, otras lo hacen deliberadamente para aumentar las probabilidades de un embarazo, aunque su pareja no lo quiera. En ambos casos se trata de manipulación abusiva. 

Por supuesto, esta práctica de quitar el condón sin consentimiento tiene muchos riesgos. Desde un embarazo no planeado hasta Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) u otras enfermedades. Esto significa un abuso sexual.

Además, está la parte emocional. Como menciona un artículo en la web Love is Respect, el stealthing remueve tu consentimiento y viola la confianza en la otra persona y el acuerdo previo. Si la persona con la que tienes relaciones hace esto a propósito, sin considerar tus deseos, eso es abuso emocional. 

En algunos países, como Alemania y Reino Unido, esto ya es penado por la ley. En otros, como Estados Unidos y Australia, se está trabajando en convertirlo en un crimen reconocido por las autoridades.

Por cierto, aquí estamos hablando de relaciones heterosexuales, pero en el caso de otro tipo de parejas, también es violento ignorar los deseos de la pareja y remover el condón, aunque no haya riesgo de embarazo. 

¿Cómo actuar si fuiste víctima de stealthing?

Si sospechas que tuviste una relación donde la otra persona removió el condón sin que tú supieras (o si te lo confesó después), mantén la calma y recuerda que no es tu culpa.  

Después, Love is Respect recomienda que acudas para hacerte pruebas de ITS y también una prueba de embarazo.  Recuerda que la gran mayoría de las ITS son tratables y, aunque el resultado sea positivo, puedes disfrutar perfectamente de tu vida sexual en el futuro.

En caso de que tengas dudas en el momento, puedes prender la luz o revisar con tus manos para asegurarte de que el condón siga en su lugar. ¡Es tu derecho! Pero si sientes que corres peligro de vivir más violencia en caso de alzar la voz, haz lo que sientas que es más seguro para ti. 

Lo más importante es siempre saber que no está bien que una pareja no respete los acuerdos previos ni que trate de engañarte o hacerte sentir culpable.

Go Viral