Hablemos de soltería: la relación más importante de tu vida

*ama la soltería después de esto*

Hola, les habla una mujer que lleva la mayor parte de su vida soltera y que ha buscado el amor, tanto como Shakira: en el armario, el abecedario, hasta en los libros de historia y de plano no más nunca llego a nada. 

Como se me hizo una costumbre, todos los que me rodeaban me juraban que ese gran amor estaba a punto de llegar y que solo era cuestión de tiempo para que apareciera en mi vida. Claro, al principio lo creía pero luego de un rato (años) la respuesta comenzó a cansarme y para serles honesta, perdí toda la fe en mi. 

¿Que cañón no? Que un hombre no me volteara a ver (según yo) hizo que mi valor como mujer y persona se fuera al piso y ni siquiera yo creyera en mi. Para no hacerles el cuento largo, ni perder el foco de esta historia, así crecí y los hombres que llegaban a mi vida fueron completamente disfuncionales y solo crecían mi inseguridad y apego, después de todo, atraemos lo que somos.

Fue hasta el 2019 que comencé a darme cuenta de mis patrones, miedos y apegos y en vez de salirme por la tangente (como siempre lo hacía), los enfrenté, cuestioné y comencé a sanar. No estoy yo para contarlo, ni ustedes para leerlo, pero poco a poco me di cuenta que el cuento del abandono de mi padre y el miedo que había generado a los hombres, no era más que un mecanismo de defensa.

Primero, entendí y acepté mi pasado. Sí, papá se había ido cuando era solo una niña pero no tenía sentido que eso predijera mi poca suerte en el amor o que marcara algún tipo de ley que asegurara que los hijos de papás divorciados NO podían tener una relación forjada en amor, respeto y duradera. En pocas palabras: la única responsable de romper con este patrón era yo. Ojo: existen muchos puntos ciegos aká el inconsciente que con ayuda de un experto (terapia) es más fácil entender y procesar.

Entendido eso pasé a la etapa dos que fue: conocerme, valorarme y amarme. No quiero sonar cliché, ni como libro de superación personal, pero es muy cierto que entre más amor te das a ti misma, más cambian las cosas. Siempre me preguntaba cómo podía llegar a amarme o a tener el famoso amor propio del que todo mundo habla y para serles honestos, no tengo idea, yo diría que simplemente proponiéndotelo y hacer cosas chiquitas que te hagan sentir que estás en el camino.

No les voy a mentir, es un camino que nunca acaba, duele mucho pero que a pesar de sus altas y bajas, vale totalmente la pena atravesar. Hoy puedo decir que comencé a conocerme sin juicio y con calma. Claro que muchas veces me desespero y quiero tirar la toalla, pero la realidad es que he visto cómo ha cambiado mi vida los últimos dos años y no los cambiaría por nada.

Me di cuenta que la urgencia de que alguien llegara a mi vida, era el miedo a no sentirme suficientemente bonita, mujer o simplemente suficiente para crear algo con alguien disfrazado de todo el merchandising que el amor engloba. Hoy, claro que quiero que llegue alguien, pero entiendo que me estoy preparando para la historia que tanto anhelo y que estoy a un día menos de que llegue, no hay duda. Que primero tuve que darme todo ese amor, conocerme, poner límites y atravesar mis tormentas sola para poder construirme y construir una relación con eslabones fuertes, libres de apegos y vacíos con necesidad de ser llenados.

Hoy veo a la soltería como la etapa o el eslabón (como me gusta verlo) para darme ese tiempo de limpiarme, trabajarme, manifestarme y gozarme, por que no puedes pedir algo que tu no tienes o te das. Dejé de verla como algo malo. Me quité ese peso. Creo que la sociedad se ha encargado de tachar o mal ver a las personas que no tienen pareja cuando en realidad es simplemente una etapa más de la vida.

Aprendí dos cosas:

  1. Gracias a mi pastora Sofía Alva, comprendí que todo lo que amo de las relaciones que me rodean, pueden ser posibles para mi pues si no, no las vería.
  2. Que no todos los hombres son un sí. Está bien conocer, salir y ver qué onda con esa persona, pero no tienes que adaptarte a la persona para que funcione. Conocer sin expectativas diría yo y saber retirarte cuando no se alinea 100% a lo que quieres pues, de lo contrario, es limitarte.

En conclusión, en efecto y va a sonar MUY cursi, las personas tenían razón pues ese gran amor llegó: yo misma. Así que si estás en esa lucha de encontrar al amor de tu vida, te lo dice una persona que también lo estuvo: ¡RELAJATE! Bonus fact: ¿Sabías que el significado etimológico de ‘soltera’ viene de la palabra ‘soltar’? Así que suelta todo lo que te pesa y disfrútate.

Go Viral