Lecciones que aprendimos de la película Wonder

Así como los libros, hay películas que nos hacen reflexionar profundamente y nos hacen cambiar nuestra perspectiva sobre algunos temas, y este es el caso de la película Wonder, que fue agregada recientemente al catálogo de Netflix y que se han convertido en una de las favoritas de chicos y grandes.

Wonder trata sobre un niño que tiene una rara deformidad facial médica llamada Síndrome de Treacher Collins y que tiene que enfrentarse a un mundo que no siempre es amable después de pasar toda su vida en la seguridad de su casa. Pero como queremos que también las veas, no diremos más, pero sí te compartiremos los lecciones que aprendimos al ver Wonder y que nos hicieron llorar, llorar y llorar, pero también cambió algo dentro de nosotros.

1. Dejar de juzgar a las personas por su apariencia: en una sociedad donde lo físico es lo más importante para ser aceptado y triunfar (concepto que afortunadamente está cambiando), no es fácil vivir con una deformidad física, incluso sin tenerla, si no cumples con estos estereotipos eres presa fácil de burlas y críticas; sin embargo, en esta cinta aprendimos que las personas valen por lo que son y por lo que nos aportan, más allá de su apariencia. Nos dejó claro, que la verdadera belleza es la que se ve y se toca con el corazón.

2. La empatía es primero: muchas veces nos creamos juicios y críticas sobre las personas sin conocerlas y sin saber su historia. Es muy fácil opinar, pero la realidad es que desconocemos las batallas a las que se enfrenta una persona todos los días, lo que implicó para ésta salir y trabajar, hacer ejercicio, si tiene no sólo una enfermedad física o mental, o si está luchando por su vida. Por ello, debemos trabajar más nuestra empatía antes que cualquier cosa, sólo así nos podemos poner en los zapatos de los demás y entenderlos, y de cierta manera dejar de ser tan duros con alguien que quizá ya la está pasando muy mal y que una sonrisa o un gesto amable le haría el día. ¡Nunca sabes!

Foto: Cortesía.

3. Se vale estar enojado: todo el mundo nos dice que debemos ser positivos o no quejarnos tanto sobre las adversidades que se presentan en la vida, y no es que esto esté mal, es una buena manera de ver las cosas, pero también es válido está enojado, sentirte traicionado y vulnerado, o simplemente estar triste. Algo grandioso de la película de Wonder es que expone todo el abanico de emociones que puede sentir una persona con respecto a algo, y que tanto las positivas como las negativas, una vez que se expresan te hacen sentir mejor.

4. Las buenas acciones siempre traen buenas recompensas: es muy simple, si actúas de buena fe, eres amable con los demás, pero sobre todo, eres fiel a ti mismo, las cosas buenas llegarán por añadidura, quizá tarden o quizá recibas una recompensa inmediata, nadie lo sabe, pero si actúas de corazón, respetando a los demás, queriendo a tu gente, te aseguramos que tendrás más cosas buenas, recuerda que atraemos lo que somos.

5. Estamos aprendiendo a ser diferentes: si algo nos dejó la cinta Wonder, es que el mundo se está transformando y que las diferencias cada vez son más aceptadas porque en éstas radica el encanto de cada persona, simplemente porque las hace únicas. Cada vez más abrazamos y aprendemos de las cosas que nos hacen distintos y eso, tiene un valor incalculable en una sociedad que está en pleno proceso de cambio.

Go Viral