It Gets Better Project: la iniciativa que apoya historias de jóvenes LGBTTTIQ+

Ser mujer. Ser hombre. Ser ambos. No ser nada. Sólo ser. ¡Sólo déjennos ser! Ese sería mi primer grito de protesta que, en pleno mes de la celebración de los derechos humanos de las comunidades LGBTTTIQ+ y todos sus derivados, reconoce la manera ciega, obsoleta y absurda de cómo hemos sido señaladas todas las personas (incluyéndome) que viven o están descubriéndose en el abanico de las posibilidades respecto a su propia identidad.

En junio, hablar de sólo el orgullo gay queda demasiado corto. Hoy lo hacemos de múltiples luchas constantes en todo el mundo y a lo largo de la historia que han dado oportunidades a partir de sacrificios para hacerse notar, ser activos y generar comunidad ante aquellos que, simplemente, no quieren saber o verles. La comunidad siempre ha sido el resultado más alentador en cualquier convención social; sin embargo, aún hay mucho por hacer. En plena crisis mundial de salud y económica, también salen a flote estas causas sociales que muchas veces se acompañan de la gente más vulnerable.

Ante ello, la cultura alrededor de las comunidades se ha incentivado a través de proyectos donde su labor y compromiso es darles voz y visión, generando espacios de difusión, de promoción, de asesoría, de solidaridad y de empatía. Entre todos los activistas de este artículo, el mensaje principal coincide en “no estás solx”. Y a partir de este sentido de pertenencia, de ser escuchado y representado, alentamos a dejar el miedo a un lado para crear desde nuestros talentos, intereses y gustos personales. En este mes, invitamos a reconocernos y celebramos a las personas que luchan, pero además a las que resisten, a las que han sido subyugadas y quienes abrazaron su silencio para dar vida a nuevas historias que pro- vengan de un lugar auténtico de su ser.

IT GETS BETTER MÉXICO

Alex Orue es el director ejecutivo de la filial mexicana de It Gets Better. Esta plataforma online y offline inició hace 10 años para visualizar, difundir y proyectar las múltiples historias y posibilidades dentro de la comunidad LGBTTTIQ+.

1. ¿Cómo ha sido tu experiencia en la comunidad LGBTTTIQ+ y de qué manera llegaste a ser el director en México de It Gets Better?

Mi primer instinto fue hacer voluntariado para una ONG y encontré a personas maravillosas que me inspiraron a contribuir en lo que pudiera para que todo mejorara. Fue en esa época, hace casi 10 años, en la que estuve en el momento y lugar indicados cuando inició It Gets Better Project, esta iniciativa que da espacio a tu historia en beneficio de jóvenes LGBTTTIQ+, para inspirarles un futuro feliz y pleno que no se imaginan por el contexto en el que se encuentran. Contando mi experiencia en video y a través del libro que emanó de la campaña, fue como me involucré con el proyecto. Cuando regresé a la CDMX, fue natural que mis colegas de It Gets Better Project me contactaran con Rubén Maza, con quien, desde entonces, hago mancuerna para operar la filial mexicana, él como presidente y yo como director ejecutivo de It Gets Better México. En todo ese proceso y hasta la fecha, el sentido de comunidad que tengo ha ido cambiando y se ha reforzado conforme conozco más sobre la historia de nuestro movimiento.

2. En It Gets Better, ondean el empoderamiento de la comunidad, ¿cómo se ha traducido en acciones?

La palabra ‘empoderamiento’ pienso que llega a ser mal interpretada y está desgastada. En It Gets Better México, la entendemos desde inspirar esperanza a jóvenes LGBTTTIQ+ y que, al conocer su valor y potencial como individuos, se den cuenta de que tienen más oportunidades y redes a su alcance de lo que se imaginan. Desde nuestros esfuerzos de storytelling y los servicios de contención psicológica que ofrecemos, siempre buscamos conectarles con su comunidad —en lo digital y en lo presencial— en temas de salud mental, alojamiento, asistencia legal o grupos de apoyo que les acompañen en sus procesos de autoaceptación y autodescubrimiento.

3. ¿Cuáles han sido los retos más importantes al ser un portavoz de toda una comunidad tan rica y, a la vez, compleja?

Mi responsabilidad la concentro en cómo puedo enfocar mi energía a favor de los valores y la misión de la compañía, que, a su vez, aporta al bienestar de nuestras juventudes LGBTTTIQ+ en sinergia con los demás esfuerzos de los cientos de organizaciones de sociedad civil que desde trinche- ras diversas, buscan hacer lo mismo para sus poblaciones dentro del grupo.

4. ¿Cuáles son las prioridades que consideras tienen el objetivo de fomentar una cultura que beneficie a más personas?

Cambiar mentes y corazones es lo que creo que nos lleva a ganar más espacios. Que la sociedad sea más incluyente con la comunidad LGBTTTIQ+. En sí, es en beneficio de todas las personas; que existan espacios libres de bullying en las escuelas es en beneficio de todos los estudiantes, como ejemplo. Por ello, desde It Gets Better México, nos enfocamos a contar nuestras historias. Que te enteres que gente tan cercana a ti pueda ser LGBTTTIQ+ eventualmente genera muchos cambios en nuestro pensamiento y puede influir enormemente en cuestionar lo que creemos saber al respecto y a quitarnos tantos prejuicios de la cabeza.

5. ¿Cómo percibes el panorama, según tu punto de vista y experiencia, sobre la comunidad? 

Suelo ser optimista sobre el futuro. El tiempo, con el esfuerzo y las vidas de muchas personas alrededor del mundo, nos ha dado la razón. Hoy por hoy, quien se oponga a los derechos humanos de la comunidad LGBTT-TIQ+ será recordado como hoy recordamos al KKK. Estamos del lado correcto de la historia y hemos ganado espacios que no perderemos, por más que se sigan esforzando en regresarnos al clóset. El prejuicio, la homofobia y transfobia, como el racismo y el machismo, nunca dejarán de existir; sin embargo, quienes defiendan lo indefendible y a la intolerancia, serán quienes se verán obligados a vivir en el clóset, no nosotros.

6. Para ti, ¿qué significa abrazar el orgullo LGBT- TTIQ+? 

El orgullo para nuestra comunidad es vivir sin culpas ni vergüenza por ser quienes somos. Por lo general, es un proceso que dura toda una vida si estamos en ambientes hostiles o si las familias sostienen su rechazo a nuestra naturaleza, por ejemplo. El orgullo es apropiarnos de nuestras his- torias, nuestros cuerpos, nuestras identidades y del derecho a formar la familia que deseemos.

7. Como activista, ¿cuál consideras que es tu misión en la comunidad? 

Es hacer comunidad, seguir construyéndola. Entender que sé poco de mucho y que me toca hacer uso de los privilegios con los que cuento para elevar las historias de otras personas, usar mi voz para construir y contrarrestar injusticias sin darles eco.

8. Como plataforma internacional de comunicación, ¿cuál es el próximo paso a conquistar? 

Nuestra labor ha tomado distintos tonos en los países donde estamos presentes, pero el común denominador es que siempre buscamos la forma creativa de acercar nuestro mensaje de esperanza a jóvenes de la comunidad. Seguir ganando aliados es parte del éxito de nuestra misión.

9. ¿Qué consejo o lección podrías compartir a partir de este momento histórico de crisis mundial? 

Independientemente de si estás a favor o en contra de cómo los gobiernos están reaccionando a esta contingencia, la manera en la que vamos a salir adelante es haciendo comunidad. También creo que por mucho tiempo, nos hemos fijado en métricas que no responden a lo que realmente de- bería ocuparnos; si habláramos de la ‘calidad’ y no en la ‘cantidad’ de los empleos y que se dieran oportunidades sin discriminación, incluyendo por orientación sexual o identidad de género, nuestras estructuras no estarían tan frágiles.

Descarga nuestra revista digital aquí para leer el artículo completo.

Go Viral