Así es como la industria de la moda ayuda a combatir el Coronavirus

Y de repente el mundo cambió. Todo lo que la industria de la moda tenía estipulado para el 2020 ya no vale. Tendencias, estrategias de mercado y ventas se ven paralizadas en este momento. Hoy, más que nunca, debemos pensar en colectivo y no ser autóctonos en nuestros intereses pues esta pandemia es una crisis que nos afecta a todos y esa forma de pensar ya se está haciendo sentir en la industria de la moda.

Dada la rapidez en cómo el Coronavirus se ha propagado y, en sí, afectado a miles, tanto empresas como personalidades, la industria de la moda ha tomado acciones proactivas para ayudar a los afectados y tratar de detener a los que padecen la enfermedad.

View this post on Instagram

Azzurro + inno d’Italia today 🇮🇹

A post shared by Chiara Ferragni ✨ (@chiaraferragni) on

En una pandemia no solo surge el tema de lo rápido que se esparce el virus, también la falta de preparación a nivel global del sector hospitalario y de los países en si, para atender a sus pacientes. En Italia la influencer, convertida en emprendedora de moda, y ya ícono de esta época: Chiara Ferragni, junto a su esposo el cantante Fedez, han logrado recaudar mas de cuatro millones de Euros para crear una zona de cuidados intensivos para los pacientes del virus en Lombardia – Italia.

Por su parte, Miuccia Prada y Patrizio Bertelli donaron dos alas de cuidados intensivos y máquinas de resusitación a tres hospitales en Milano.

Nordstrom es la primera en cerrar sus tiendas en todo Estados Unidos para detener la curva de infectados en el país. A esta iniciativa se les suman: Beth, Bath and Beyond, Chanel y Sephora quien prometió pagarle el sueldo a sus empleados así como los beneficios acordados.

Ralph Lauren también decidió cerrar todas sus tiendas a nivel mundial para evitar que el virus siga creciendo y se espera que cadenas de lujo le sigan la pauta.

El conglomerado LVMH, decidió facilitar sus perfumerías y cosméticos para la creación de jabones desinfectantes de manos dada la carencia de estos a nivel mundial y es un factor considerado imprescindible para vencer la pandemia.

Grupo Kering ha cerrado todas las tiendas de Norteamérica y el Reino Unido durante dos semanas (YSL, Gucci, Balenciaga, Bottega Veneta, Alexander McQueen, etc.) y los trabajadores minoristas recibirán su pago completo, mientras que su e-commerce continúa pero con distanciamiento social y desinfectante. Además, donaron un total de 2 millones de euros para su inmediata contribución a la causa. Estos fondos serán asignados a algunas de las organizaciones locales más importantes de servicios médicos y están basados en 4 áreas clave de Italia.

View this post on Instagram

Right now we're facing a situation that no one could really prepare for. In these times of uncertainty we’re following the advice from government and local authorities. We're adapting to ever-changing situations, and are truly grateful to have fantastic teams collaborating to support our customers, colleagues and partners all around the world. In response to the prevention and control of the disease outbreak, we have already, or will shortly, close many of our stores. In stores that remain open or are re-opened, we’re prepared to respond quickly to any emerging situation. We’d also like to share the good news that the non-profit @hmfoundation has donated 500,000 USD to the World Health Organization to help prevent the spread of this pandemic. Please stay safe and take care of one another, wherever you are. H&M

A post shared by H&M (@hm) on

Por su parte, la Fundación H&M donó 500,000 dólares con la intención de respaldar los esfuerzos globales inmediatos de la OMS, rastrear y comprender la propagación del virus, garantizar que los pacientes reciban la atención que necesitan, los investigadores y doctores obtengan suministros e información esenciales y acelerar los esfuerzos para desarrollar vacunas, pruebas y tratamientos.

Todas estas iniciativas, sin fechas de expiración, seguirán existiendo hasta que deje de ser necesario. Es importante entender el nivel del problema: no solo se trata de un virus con índices de fatalidad relativamente bajos. Se trata de una pandemia con enorme y fácil nivel de contagio donde aún no hay cura y donde hay que evitar ser portador del virus, porque aunque para algunos los síntomas ni siquiera se hacen notar, para otros puede llegar a ser fatales.

La única manera de detener la curva contaminante es ser responsable y entender que tu, yo, nuestros padres, abuelos, vecinos, amigos todos somos vulnerables y que somos nosotros mismos quienes lo podemos parar.

Por: Gabriela Ramos

Instagram @inStyleMexico
Swipe>
Go Viral