Una experta resuelve las dudas (y miedos) más comunes de usar copa menstrual

No sé tú, pero yo me tarde mucho tiempo en usar copa menstrual y dominar el arte de quitarla y ponerla sin que se convirtiera en todo un desastre. Obvio, como todo lo desconocido, los mitos que giran alrededor de esta son millones así que en el Día Internacional de la Higiene Menstrual, nos acercamos a los expertos y platicamos con la gerente de ProFemme, una marca mexicana de copas certificada por la COFEPRIS, y resolvimos las dudas más comunes que encontramos entre nuestras lectoras entorno a este tema.

¿Cómo funciona?

La copa menstrual es considerada un dispositivo médico tipo porque se introduce vía vaginal y permanece menos de treinta días en el cuerpo.

A diferencia de otros productos para el manejo menstrual, recolecta la sangre, al llenarse se extrae y se vacía para volver a introducirse.

¿Se me puede caer? 

Contrario a lo que podría pensarse, la copa menstrual tiene un mecanismo de vacío que hace que se adhiera a las paredes del canal vaginal y ahí permanece. Por lo tanto, no hay riesgos de derrame, ya que brinda protección continua por hasta 12 horas. Claro depende del flujo de cada persona. 

¿Por qué es mejor que las otras opciones que conocemos? 

El uso de la copa menstrual tiene múltiples beneficios: uno de ellos es que te ayuda a conocer tu cuerpo, a ser testigo del verdadero olor de tu sangre, incluso, a identificar problemas ginecológicos de manera oportuna o cambios en tu ciclo menstrual; sin dejar de lado que te sentirás más cómoda, sin tener que cambiarte tan seguido, también evitarás derrames.

En términos ecológicos, hay estimaciones que señalan que una sola copa, significa hasta 144 kg menos de desechos al año, mismos pueden tardar hasta 500 años en degradarse. Económicamente, si se toma en cuenta que una copa tiene una vida de al menos cinco años, el impacto al bolsillo a mediano plazo puede representar un ahorro de hasta $15,000 pesos en una familia con al menos dos mujeres en edad reproductiva. 

¿El material del que están hechas puede irritarme? 

El material del que está hecha ProFemme es elastómero termoplástico (TPE), este material de grado médico, está libre de colorantes, perfumes y sustancias químicas. Además, no causa irritación, ni alergias y es 100% reciclable. 

¿Cómo sé qué tamaño debo comprar? 

Las copas menstruales se eligen a partir de revisar la altura del molde (que va relacionada a la altura del cérvix), el diámetro (que va relacionado con la capacidad en ml) y la firmeza (que va relacionada con la fuerza del suelo pélvico, que cambia según la edad y embarazos).

¿Puedo dormir con ella? 

Además de dormir con la tranquilidad de que no habrá derrames, podrás bailar, hacer ejercicio y las actividades que quieras.

¿Cómo se debe lavar? 

Entre cambios es suficiente lavar con agua corriente y secarla con un paño que no suelte pelusa. Es importante, desinfectarla antes y después de ciclo menstrual y para ello, bastará con hervirla máximo 3 min a 100 ºC. Al guardarla usa una bolsa o una cápsula y consérvala a temperatura ambiente o sea menos de 30 ºC.

¿Cada cuánto debo tirar la sangre? 

Cada mujer es distinta y por lo tanto,  la cantidad de flujo varía, pero las copas menstruales pueden aguantar hasta 12 hrs. En el caso de ProFemme, ésta tiene una capacidad de 15 ml lo que equivale a 3 toallas o tampones de flujo regular (que absorben en promedio 5 ml).

¿Cada cuánto debo cambiarla?

ProFemme tiene un tiempo de vida de al menos 5 años. Con los cuidados adecuados puede durar más tiempo. 

Go Viral