Georgina Amorós nos revela algunos detalles de lo que sucederá en Élite

Georgina Amorós empezó su carrera como actriz a los cuatro años, y ahora a sus 23 se ha convertido en una de las favoritas de la industria de la televisión gracias a su participación en la serie española Élite (una de las más vistas en Netflix) como Cayetana.

Con más de tres millones de seguidores en Instagram, Georgina ha traspasado fronteras con su personaje, que en esta cuarta temporada de la serie que está por estrenarse toma un giro inesperado que sin duda, si eres seguidor del famoso colegio Las Encinas, te sorprenderá.

En entrevista para InStyle, Georgina Amorós nos cuenta sobre la evolución de su personaje y de cómo la serie nos mantendrá pegados al sillón este verano. No te preocupes, todo sin spoilers!

Platicamos con Georgina Amorós

IN: ¿Cómo empezó tu carrera y cómo decidiste ser actriz?

GA: Mi abuelo era fotógrafo amateur y le encantaba grabar todo, siempre iba con una cámara en mano, tanto grabando como haciendo fotos… Y a mí me encantaba desde muy pequeña posar, y no paraba de hacerme fotos; entonces mi padres me llevaron a un agencia cuando tenía cuatro años, y cuando cumplí cinco hice mi primera película. Luego empecé a hacer series y a formarme más.

Cuando era niña era un juego para mí, y me tenían que arrancar de los sets, eso siempre me lo dicen mis padres, porque cuando eres un niño tienes un límite de horas que puedes trabajar y yo siempre me quería quedar más y más, y mis padres me decían: “te tienes que ir”, y no quería irme, pero cuando tenía 16 años empecé a plantearme si quería hacer esto de forma profesional, y cuando ya definí que sí, me puse a estudiar más y a hacer todas las clases que pudiera de interpretación, y aquí estoy.

IN: ¿Cómo ha evolucionado tu papel de Cayetana en la serie de Élite?

GA: Creo que junto a la muerte de Polo, Cayetana entierra su parte más insegura, esta máscara que se había puesto básicamente para sobrevivir ante el mundo que le había tocado vivir con el cual ella estaba completamente enfrentada y peleada porque no quería ser parte de ese mundo; entonces con la muerte de Polo que es hostia, la hace reaccionar y decir ‘yo no quiero seguir con esta vida en la que no me pongo por delante a mí misma, en la siempre estoy por los demás y no soy feliz’.

Dejamos eso atrás y cuando empezamos esta cuarta temporada Cayetana esta un poco en ese camino de aceptarse a ella misma, está trabajando en Las Encinas como limpiadora, entonces también este es un punto de dignidad, de aceptarse y de hacer lo que haga falta para ser lo que a ella le gusta, que es estudiar diseño de moda.

El problema es que como habéis visto, entra un nuevo personaje que es Phillipe interpretado por Pol Granch, un miembro de la realeza, y obviamente Cayetana muy fan de todas estas cosas conoce a la perfección a este personaje, y creo que es bonito porque de repente vamos a ver un conflicto entre el camino que ha empezado de aceptarse ella misma y no irse por las nubes, porque es una persona muy soñadora.

Tendrá un conflicto de no saber si lo que está haciendo, lo está haciendo de verdad por ella o por él, tienen muchos trash issues con ella misma y con los demás, entonces la confianza va a ser un tema importante en esta temporada.

IN: ¿Qué es lo que más te gusta de tu personaje?

GA: Que es una luchadora innata. Desde que entré a la serie vi que es un personaje que lucha por su supervivencia, algo primordial para ella, es lo que la ha hecho hacer todo como lo ha hecho en la vida.

En esta temporada hay un arco muy bonito de cómo empieza el personaje y cómo acaba, porque Cayetana siempre pone a los demás por delante de ella y de repente, al final de esta entrega, como que por primera vez va a decir ‘basta’; de hecho, hay una escena en el último capítulo que es de mis favoritas, pues es la primera vez que se pone por encima de los demás, ¿sabes? Se escoge, entonces eso me parece algo muy necesario, ya veréis qué pasa, pero es una situación que en otra temporada ella hubiera agachado la cabeza, y en este caso no, se empodera y la verdad es que fue muy guay.

IN: ¿Qué tienen en común Georgina y Cayetana? 

GA: Creo que ambas tenemos esa parte un poco friki, nos ilusionamos mucho por las cosas que nos gustan y que tenemos mucha pasión, y también probablemente la inseguridad que tiene todo el mundo. Es un personaje al que le tengo mucho cariño porque creo que empatizo mucho con ella, creo que todo el mundo tiene muchas cosas de Cayetana, lo único es que hay personas que lo muestran más, y otras que lo muestran menos.

IN: Como actriz, ¿qué significa para ti formar parte de esta serie que ha traspasado fronteras desde que comenzó?

GA: Es una gran oportunidad en cuanto a visibilidad, y es algo que no sé cómo era en Latinoamérica, pero al menos en España antes de que llegaran estas plataformas como Netflix era impensable, tú hacías una serie y solo se veía en tu país, en cambio ahora es guay como el caso de Élite que ha sido extremo porque ha tenido mucha popularidad.

Hoy en día hacemos las temporadas sabiendo que mucha gente la va a ver y eso también es muy satisfactorio como actriz, porque no siempre es así; tú siempre haces el trabajo deseando que guste, deseando que la gente esté a tope con el proyecto pero no todo el tiempo ocurre, entonces estar en una serie como Élite que de repente gusta tanto y crea tantas conversaciones, me parece importante y me parece súper gratificante.

IN: Hemos visto en tus redes sociales que apoyas al movimiento feminista, LGBT+, cuéntanos un poco más sobre tu postura…

GA: Siempre voy a defender los derechos básicos de todas las personas, para mí nadie es más ni menos que nadie. Por ejemplo, en esta cuarta temporada de Élite se muestra la lucha LGBT, nuevas feminidades y rompemos muchos estereotipos.

El personaje de Phillipe, por ejemplo, de repente juega mucho con el vestuario, es un poco más ambiguo porque da igual la ropa, todos pueden disfrutar de la moda, que es algo que veces está un poco censurado, y yo apoyo y siempre apoyaré lo que para mí es justo.

Go Viral