Conoce a Oka Giner, la mexicana que está conquistando Netflix

Seguramente ubicas a la actriz Oka Giner por su papel en Gossip Girl: Acapulco, Señorita pólvora, La piloto y recientemente en Madre solo hay dos.

Oka es originaria de Chihuahua y desde el 2012 comenzó su carrera, pero fue el año pasado cuando apareció por primera vez en Netflix y ahora estrena otro proyecto en la plataforma de streaming, ella misma nos lo revela en esta entrevista en exclusiva.

Lo que platicamos con Oka Giner

¿Cuándo decidiste que querías dedicarte a la actuación? 

Fue un sueño desde que tengo uso de memoria, pero lo tomé en serio la primera vez que pisé un set. En ese momento confirmé que quería pasar el resto de mi vida actuando. Fue en Gossip Girl: Acapulco en 2013. Era mejor de lo que esperaba. Había demasiada atención puesta sobre mí.

Intenté verlo desde fuera y me vi ahí, con una maquillista cuidando el delineador, a un fotógrafo encuadrando para que la luz fuera preciosa, y una persona moviendo un cable, el audio, y fue decir: esto es mucha responsabilidad y era demasiado cool, me sentí importante.

¿Qué personaje ha sido tu favorito hasta ahora y por qué?

Yesenia Pérez González, un personaje para una telenovela de Telemundo. Ese personaje en particular tenía una doble vida, de día vendía piñatas en un mercado y en la noche iba a bailar a un ring de luchas y tenía un personaje que ella se creó que se llamaba Cándila Candida. Yesenia era muy arrebatada con sus decisiones y tenía una peculiaridad que era que el personaje de quien se enamoraba lo hacía de Cándila Candida, entonces Yesenia estaba celosa de ella misma.

Era una comedia de enredos en la cual tuve mucha libertad de jugar con esos dos mundos: el de esta niña ruda que vende piñatas que era arrebatada, peleonera y contestona, a este sexy bomba de ring de lucha. De hecho, el ring se llamaba el “pare de mortificarse” y era muy divertido. 

Oka Giner

¿Cuáles son las semejanzas que tienes con Elena tu personaje en Madre solo hay dos? 

Que cuando me enamoro me enamoro muy bonito. No me da miedo decirlo. Con mi novio Nacho, él me ha dicho: “yo contigo quiero todo o nada, no podría ser tu amigo”. Y yo tengo una manera distinta de ver las cosas, yo te quiero tanto que a mi no me importaría seguir en tu vida así sea como amiga, que es algo que le pasa a Elena.

Lo otro es que también Elena es muy transparente cuando opina, yo no subestimo a nadie. Si algo no me parece te lo voy a decir, y si te lo tomas a mal te diré que no soy porrista de nadie. Que te lo digo porque te quiero, porque soy tu amiga. 

En entrevista para Netflix contaste una anécdota cuando en grabaciones de Madre solo hay dos te hicieron cantar y no sabías, ¿qué otras aventuras pasaron en esta temporada? 

El tema de las niñas es graciosísimo porque uno de mis mayores sueños es ser mamá, y se me alborotó la matriz; a todos. Esas niñas parecían salidas de una portada de revista de bebés y tanta cercanía con ellas sí me despertó un instinto que no sabía que tenía tan prendido en este momento de mi vida.

Disfruté mucho grabar con ellqw, hasta su olor me despertaba sentimiento. Me encariñé muchísimo y me descubrí diciéndome: si me embarazo ahorita, feliz de la vida. 

¿Qué es lo que más te gusta de la historia de la serie?

El contar otro tipo de historias a las típicas comedias románticas, de acción o de narcotráfico. Esos clichés los tenemos clarísimos.

Ahora, era contar una comedia romántica pero con un enfoque de la mujer empoderada, temas familiares, de lesbianismo. Desde ahí fue lo que más me gustó, que un proyecto englobe tantas cosas. 

¿Cómo fue trabajar con Carolina Rivera y Fernando Sariñana? 

Lo máximo. Recuerdo que la primera vez que vi una película mexicana que me quedó el sentimiento de: yo quiero actuar, fue con Amar te duele, de Fernando Sariñana. De repente me entero que voy a trabajar con él, no lo podía creer. También Chava Cartas me había hablado muy bien de Fer, ambos cómplices en muchos proyectos. Trabajar con él era un logro máximo en mi carrera.

Del lado de Carolina, siento que la pluma que tiene es demasiado bonita. Tocó la historia de una manera muy delicada y la comedia bastante acertada, sin caer en el pastelazo. En mi vida de Oka, admiro mucho lo que hace mi pareja, y ver a Fer y a Carolina sacando este proyecto a flote juntos, con la complicidad que tienen, y que llegó a ser el éxito que fue, a mi me motiva a seguir creyendo que soy buena en lo que hago pero dejó también que el apoyo de Nacho haga su parte, y viceversa. Ese power couple trasladarlo a mi vida me motivó mucho. 

También está por estrenarse La venganza de las Juanas, ¿cómo conseguiste el papel? 

Estaba con Nacho manejando rumbo a Acapulco, y después de 5 horas, a punto de llegar, me dicen que me querían ver para el call back de las Juanas, dije: no, no hay manera. Sé que van a querer a alguien con mucho nombre porque es un protagónico, dudo mucho que me lo den. Y no voy a manejar otras 5 horas para regresar si no me van a dar el proyecto. Nacho me dijo: no seas tonta, esta es tu chamba, no tienes nada más que hacer.

Ve, cumple y disfrutamos las vacaciones cuando regreses mañana. Yo insistí que no, a él le entró por un oído y le salió por el otro, me compró un vuelo y me dijo que fuera, que él apostaba por mí y me esperaba en la playa con un Clamato. Fui y me dieron el papel. Hasta ahora le digo que gran parte fue porque hizo un buen casting, y el impulso que me dio. 

¿De qué trata la historia y tu personaje? 

No diría que es un remake, sí una modernización de lo que fue la historia Las Juanas, que la escribió Jimena Romero, que es la hija del escritor original de Las Juanas, la novela colombiana que fue muy famosa. Jimena adapta el rol de estas mujeres a la mujer actual.

Vamos a ver cómo cada una de estas mujeres vive un problema distinto, por ejemplo: una tiene un macho de pareja a su lado, que es lamentable y se ve reflejado muchas veces; otro es una mujer que busca rescatar a otras de trata de blancas, otra mujer que lucha por encontrar a una amiga desaparecida. Estos personajes no saben que existe la una y la otra, menos que son hermanas. Cuando se encuentran, la venganza termina siendo que no hay poder humano que las vaya a vencer, y la unión de estas mujeres. Entre ellas se empoderan y nunca se van a dejar solas. 

oka giner

¿Crees que ahora que tenemos plataformas de streaming como Netflix hay más diversidad de historias y de actores? 

Totalmente, y creo que cada vez se está buscando más apegarse a una realidad. Yo veo mucho cómo ha evolucionado la televisión de los 90s donde se buscaba casi casi una perfección en los actores y actrices, a hoy que vemos personajes reales. Otro tipo de historias, con más profundidad, con mejores guiones, actuaciones, fotografía. Sí creo que hay una evolución radical en el contenido que se consume hoy en día. 

A diferencia de cuando yo empecé, aprendía del enfoque de la vieja escuela, donde se me metían ideas de las que hasta ahora me río como “es que estás muy flaca”, “no tienes casi bubis, deberías ponerte para que trabajes más”. Ahora que lo platicaba con mi mánager, me decía que una operación estética hoy te quita más chamba de la que te da. Ya hay un enfoque distinto. 

¿Qué cambio te gustaría ver en la industria del entretenimiento en  cuanto a diversidad?

Honestamente, estamos trabajando muy bien. Hoy hasta por contrato de las plataformas incluye en cada proyecto personajes diversos. Ya podemos ver a una actriz transexual en un rol protagónico, o todo tipo de razas en una serie. No se me ocurre nada. Lo que sea que quisiera incluir ya lo veo reflejado en las plataformas y en la televisión en general. 

No le pierdas la pista a esta actriz que seguramente nos seguirá sorprendiendo con sus roles en la pantalla.

Go Viral