Britney Spears perdió esta demanda, ¿qué significa para su carrera?

Britney Spears perdió una demanda para recuperar el control de su patrimonio, que por el momento está en manos de su padre, pero todos nos preguntamos ¿qué significa esto para su carrera? 

La cantante lleva meses en juicio, está intentando sacar a su padre, James Spears, de la tutela de su patrimonio, esto significa que él tiene control sobre qué hace con sus ganancias, a dónde sale y a quién ve. Esta tutela se estableció en 2008 cuando la salud mental de Britney estaba en su peor momento, sin embargo, ahora que ha trabajado en su bienestar, buscar recuperar también el control de su vida. 

Tristemente, Britney Spears perdió dicha demanda contra su padre después de que un tribunal rechazara la solicitud de la cantante. El pasado martes la jueza de la corte superior de Los Ángeles, Brenda Penny, negó la petición de la artista. ¿La única esperanza? Al menos no se descartó que pudiera volver a intentarlo en un futuro si se vuelven a presentar más requerimientos. 

Esta pérdida significa algo importante para la carrera de Britney y también se estableció esto durante el juicio. El abogado de la famosa cantante declaró a la jueza que su clienta le había informado “que le tiene miedo a su padre” y que por eso “no volverá a actuar si este sigue a cargo de su carrera”.

El manejo del patrimonio de Britney a manos de su padre es muy cuestionable pues, además de estas declaraciones ha logrado que la cantante acumule 60 mdd, a los cuales no tiene acceso directamente. También, James Spears ha despedido al gerente de negocios de su hija y contrató a uno nuevo sin consultarla primero.

En respuesta, la abogada de James, Vivian Thoreen, argumenta que estas ganancias bajo la tutela de su cliente, lograron que la artista saliera de la deuda y tuviera un patrimonio neto de los ya mencionados 60 millones de dólares. 

Ante este problema, los fans no se han quedado callados pues han lanzado la campaña #FreeBritney, para generar consciencia sobre el problema de la artista y apoyarla para librarse del control que ejerce su padre. 

En otro tribunal, se decidió que la tutela se prolongará hasta febrero del 2021, a pesar de la fuerte oposición de la artista y dejando sus sentimientos muy claros de que busca retomar el control sobre sus propios asuntos. El equipo legal de Britney no se quedará de brazos cruzados, así que pidieron que las funciones de James se pasaran a manos de la abogada Jodi Montgomery, quien asumió el mismo rol hace un año temporalmente cuando el padre de la artista sufrió varios problemas de salud. 

Go Viral