Este es el mito sobre el rasurado que tienes que dejar de creer

En el mundo de la belleza hay muchísimos mitos pero, uno de los más arraigados y que probablemente todavía crees verdadero es sobre el rasurado. 

Todos en algún punto hemos probado afeitarnos, tanto hombres cuando tienen vello facial, como mujeres en diferentes partes del cuerpo. Probablemente fue tu primer método de ‘depilación’ para quitar el vello de piernas, axilas, etc. Y también apostamos que este ritual llegó con el famoso mito de que el vello crecerá más grueso y oscuro con el rasurado.

Prepárate porque todo lo que crees que sabías está a punto de ser desmitificado: el rasurado realmente no hace que el pelo vuelva a crecer más grueso ni oscuro. Sabemos que vas a decir que claramente no es cierto por que tienes la experiencia de esto de primera mano, pero déjanos explicarte con hechos científicos lo que realmente pasa cuando te rasuras. 

De acuerdo con la Clínica Mayo en Estados Unidos, al rasurarte el vello no cambiarás su grosor, color o incluso la velocidad con la que volverá a crecer. Blair Armstrong, asistente médico de dermatología comenta: «El color del cabello, la tasa de crecimiento y el grosor están determinados por la genética». Dicho esto, no es tu navaja la culpable de los pelos gruesos.

Realmente, el vello crece desde el folículo, que se encuentra en la capa más profunda de la piel. Cuando te afeitas, eliminas el vello solo en la superficie de la piel, no del folículo. Entonces, el rasurado puede proporcionar una superficie lisa al tacto, pero en realidad, quedan varios milímetros de cabello en la dermis. Por lo tanto,no le estás haciendo nada al folículo piloso. De hecho, si tuvieras que medir los pelos antes y después del afeitado, no habría cambios en el diámetro del cabello.

Obviamente nuestra siguiente pregunta es ¿entonces porqué el vello aparece más oscuro y grueso después del afeitado? Creíamos que esto era verdad porque así lo hemos visto y vivido, sin embargo para esto también hay otra respuesta. 

Al igual que cuando te cortas el cabello y te cortas las puntas muertas y abiertas de tu cabello para que tengan un borde limpio, lo mismo sucede cuando te afeitas. Según Sreedhar Krishana, M.D., un dermatólogo con sede en Londres, cuando nos afeitamos, nos cortamos el vello en ángulo. “Cuando crece, tiene un extremo desafilado en lugar de un punto fino que tendríamos naturalmente. Esto puede manifestarse en que el cabello se siente más áspero y aparece más oscuro que antes ”, explica.

Además, Armstrong dice que el aparente oscurecimiento del vello cortado es una ilusión: «Parece más oscuro porque los puntos del cabello son visibles directamente contra la superficie de la piel, no ocluidos por el cabello más largo y más lleno».

Ahora que sabemos que el rasurado no hace que nuestro vello sea más grueso, la buena noticia es que si existen muchos métodos diferentes de depilación corporal, y algunos que en realidad si eliminan el vello del folículo. Los expertos en depilación en cera comentan que estos métodos realmente dañan el bulbo piloso (también conocido como folículo) con el tiempo, el vello puede volver a crecer menos denso y con una textura más fina. La depilación láser es otra opción que elimina el vello del folículo y puede hacer que se vuelva más delgado o dejar de crecer, pero tienes que tomar en cuenta la inversión. La buena noticia es que no hay una razón real para dejar de afeitarse si no lo deseas.

Go Viral