Hablemos de la maderoterapia y cómo actúa contra la celulitis

Igual has escuchado hablar en alguna ocasión de la técnica de maderoterapia para eliminar celulitis y tonificar el cuerpo, pero no sabes muy bien en qué consiste.

Se trata de un intenso masaje con instrumental de madera, diseñado para lograr efectos reductores, anticelulíticos y tonificantes. Mediante este método natural se puede ayudar a reducir los niveles de estrés, activar la renovación celular, reafirmar, tonificar el cuerpo, tratar la celulitis reduciendo los depósitos de grasa, modelar el contorno corporal y combatir diferentes dolores como el de espalda o cuello.

La maderoterapia anticelulítica elimina la acumulación grasa de diferentes partes del cuerpo, como son caderas, espalda o abdomen. Gracias a este masaje, se activa la microcirculación y se elimina la retención de líquidos. También permite moldear glúteos consiguiendo una apariencia más firme y elevada. Pero, hablemos un poco antes de los tipos de celulitis que existen.

  • Grado I o incipiente. Existe una alteración circulatoria, que contribuye a la retención de líquidos, con el consiguiente edema del tejido conectivo. La piel está lisa a simple vista, presenta una ligera ondulación al pellizcar la piel. Una buena forma de prevención consiste en añadir unas gotas de aceite de aguacate a la hidratante corporal diaria, e ingerir complementos con piña o alcachofa que estimulen la circulación.
  • Grado II. Se presenta la piel de naranja al aplicar presión en la zona y la zona de los glúteos suelen ser los más afectados. Hay más edema con acumulación de grasa y fibrosis intersticial. Es el momento de emplear anticelulíticos con cafeína, drenantes y estimuladores de la circulación.
  • Grado III. Suele afectar a muslos, glúteos, brazos y cartucheras. La piel se ve flácida y aparecen nódulos de grasa que se aprecian a simple vista y se empiezan a agrupar en micronódulos duros. Los masajes y tratamientos anticelulíticos profesionales ayudan a romper los micronódulos, movilizar las grasas y drenar los líquidos. Se aconseja junto con la dieta complementos ricos en té verde, útil para coadyuvar en el metabolismo del tejido adiposo y semillas de uva con propiedades antioxidantes y favorecedoras de la microcirculación.
  • Grado IV. En este grado ya aparece dolor al roce y es visible incluso en reposo. La circulación está muy afectada y aparece mucho edema y retención de líquidos. Para ayudar a eliminarla, puedes incluir en la dieta un complemento rico en algas que actúan en el origen de las grasas, activos que mejoren la circulación, además de anticelulíticos con altas concentraciones de cafeína.

La sesión de masaje de maderoterapia casi siempre se divide en tres etapas. La primera es en la que se realiza un masaje linfático para preparar la piel y mover la grasa. Tras esto, se comienza con el masaje con aceites esenciales reductores. Por último, se realiza el masaje con los aparatos de madera.

Artículo original: InStyle España

Go Viral