7 errores que hacemos al rasurarnos

Rasurarnos es uno de los más grandes mitos que tiene el mundo de la belleza pues hay quienes tienen la idea que la depilación será siempre mucho mejor que acudir a rasurarnos.

Por eso, hoy te decimos las cosas que no deberías de hacer si eres de las mujeres que prefieren pasarse el rastrillo en vez de tener un efecto más prolongado gracias a la depilación.

Asumir que tenemos que usar rastrillos de mujer
¿Realmente necesitamos una rasuradora o rastrillo diferentes al que usan los hombres? A menos que hayas encontrado tu marca favorita, no es necesario que utilices un rastrillo rosa, infusionado, o categorizado para mujeres. Sin embargo, hay marcas como Venus, que han desarrollado rastrillos que por su diseño y ergonomía, se adaptan a las curvas del cuerpo de la mujer.

Compartir rasuradora con otra persona
No se recomienda compartir rasuradora con nadie, por temas de higiene. La piel es una superficie que tiende a colectar bacterias del entorno, y al rasurar, estas pueden quedar suspendidas sobre el rastrillo. De igual manera, nunca sabes cuánto tiempo lleva usándose, y esto puede causar una infecciones sobre la piel.

Rasurar sobre piel seca
Se recomienda rasurar sobre piel humectada con espuma de afeitar para evitar irritaciones, comezón o heridas.

Tip: Si no tienes crema de afeitar a la mano, puedes usar crema humectante o acondicionador de pelo.

Olvidar exfoliar o humectar después de rasurar
Exfoliar y humectar la zona inmediatamente ayudará a que la piel esté protegida.

Rasurarse al final del baño
Que sea el último paso al bañarse, cuando los poros están abiertos por el calor y vapor del agua, tu bello estará más suave.

No dejar tu rasuradora en la regadera
La humedad hará que las cuchillas se oxiden, de igual manera, evitarás que las bacterias queden suspendidas.

Reponer el rastrillo
Cuando las cuchillas empiecen a sentirse rugosas, es un indicador de que es momento de reemplazar tu rastrillo.

Instagram @inStyleMexico
Swipe>
Go Viral