El producto mágico que llevé a mis vacaciones y sirvió como primer, mascarilla y crema de ojos

Cuando empaco para un viaje siempre tengo el mismo dilema ¿qué llevaré de skincare? La ropa para mi nunca es tema pero cuando se trata de productos de belleza ¡oh oh! Y si viajo con carry on, todavía peor pues debo encontrar productos de 100 ml (o menos) que quepan en mi maleta, le vayan bien a mi piel y me gusten. Esto me llevó a convertirme en un ser sumamente estratégico y por ello ahora soy fan de los productos multi usos. Hace poco decidí llevar a mi viaje y poner a prueba el nuevo lanzamiento de Clinique: Moisture SurgeTM Eye 96-Hour Hydro-Filler Concentrate, un nuevo integrante de la ya conocida ( y muy querida) familia Moisture Surge.

Es el travel size perfecto, cabe en la bolsa más chiquita, como la mía 😉

¿De qué trata?

Es un gel de agua ultra ligero para el contorno de ojos que hidrata a profundidad, pero déjenme decirles que ese no es su único cometido. Cuando viajo en avión mi piel suele resecarse demasiado (aunque sea un vuelo corto) y el contorno de los ojos, al ser una zona delgada y sumamente delicada, pierde luminosidad, se ve y siente acartonada tras horas en el aire, por ello puse a prueba su primera función: crema de ojos. Al primer contacto con mi piel sentí confort, frescura y mi piel ganó un extra punch de luminosidad. Esto, cara lavada, un ritual de cremas y sueros y únicamente el contorno de ojos de Clinique (previos al vuelo) salvaron mi carita de los estragos del avión.

Al llegar a mi destino, no dudé en usarla de noche y de día y fue así que descubrí su segundo uso: funciona de maravilla como primer. Cuando viajo a lugares de calor mi rutina de makeup es mínima. Solo pongo un poco de blush, bálsamo, gel para cejas y corrector. Para que este último se vea bien necesita de una superficie nutrida y una fórmula ligera que no sea pegajosa para evitar que se formen grumos a la hora de aplicar makeup. Con Moisture Surge Eye tuve una buena experiencia, logré que mi corrector se fundiera de maravilla en mi piel, durara por más horas y no se cuarteara.

Por la noche, por más que evitara el sol durante el día y aplicara protector solar cada dos horas, fue inevitable sentir la piel sensible. Fue ahí cuando finalicé con el tercer uso de este producto: mascarilla para ojos. Puse una pequeña cantidad en mi dedo anular (es el indicado para aplicar crema en contorno pues no tiene la misma fuerza que el resto de los dedos y ejerce menos presión en esta zona tan delicada) y di un pequeño masaje. La dejé actuar por tres minutos y me dormí. Al otro día sentía como si recién la hubiera aplicado, mi contorno se sentía demasiado suave y nutrido.

La razón de su eficacia

Sus beneficios son amplios y esto se debe a la calidad de sus ingredientes y a su tecnología. Contiene péptidos que permiten que la piel se vea lisa y joven, microalgas verdes que promueven la síntesis de proteína y estimulan la producción de colágeno y elastina. El extracto de té verde y pepino refresca y levanta los ojos más fatigados y el extracto de algas calma al instante. En materia de tecnología, tienen una auto- reposición de esferas lípidicas, whaaaat? Tranquila, suena complicado pero es simple y eficaz. Tiene microesferas cargadas de ingredientes como aloe vera, vitaminas c y e  que al tener contacto con tu piel crean una barrera protectora que hidrata y fortalece. Lo mejor es que el producto es para todo tipo de pieles y no tiene fragancia asi que hasta las pieles más delicadas son aptas para usarlo. Es una excelente opción para el diario y para un viaje pues es fácil de transportar y da beneficios inmediatos y a largo plazo. Por lo pronto, yo ya tengo un nuevo integrante que amo en mi kit de belleza.

Instagram @inStyleMexico
Swipe>
Go Viral