5 hábitos que (seguro) te están sacando granitos

El acné es causado por varios factores y sabemos lo irritante que puede ser despertar para descubrir un horrible grano en el medio de tu frente. Desde las hormonas hasta los productos que usas, es probable que existan factores que puedes regular para evitar que tu piel se llene de granitos.

USAR AUTOBRONCEADOR

Te da un color impresionante sin dañar tu piel y evita que te asolees pero te da un glow increíble, lo sabemos. Lo malo de los self tanners es que tienen un lado (un poquito) negativo: sacan granos. Aunque no es en todos los casos, la mayoría tiene una sustancia llamada DHA que básicamente es un químico que reacciona en la piel y le brinda color, es por eso que cuando te bañas vas a seguir «bronceada». El problema es que está ligado con la aparición de puntos negros, acné e incluso envejecimiento prematuro de la piel.

AZÚUUUUUCAR

Ingerir alimentos con lácteos y altos en azúcares está ligado a la aparición del acné. Muchos dermatólogos están en desacuerdo con este statement, pero si tú notas que te salen granos con ciertos alimentos, elimínalos de tu dieta. Al final, eres lo que comes. Incluye opciones altas en fibra, toma mucha agua y checa nuestro artículo acerca de la vitamina B12.

PELEAS CON LA PIEL

Está bien usar un limpiador con ácido salicílico o AHAs, está bien usar un suero que ayude a balancear la piel, pero la idea es ayudarla, NO luchar contra ella. Ten cuidado: mezclar cientos de químicos y resecarla hace que produzcas más sebo, lo cual se traduce en más granos. Elige productos que tengan la leyenda «NO COMEDOGÉNICOS» y recuerda que es muy importante lavar tu rostro día y noche (sin exagerar o tallar demasiado).

TE ESTRESAS, DE TODO

Tus cambios de humor pueden ser el problema. Aunque no todos los brotes están ligados a esto, el estrés es un factor que desata la aparición de imperfecciones. Lo que en realidad sucede es que existen hormonas que reaccionan al estrés, las cuales sacan un grano, el cual te estresa, eso hace que te salgan más. Medita al menos 10 minutos al día y tómate un tiempo para respirar.

PICARTE LA CARA

Recuerda que lo peor que puedes hacer es extraer lo granos. Si no lo haces con cuidado puedes dejar una cicatriz, pasar la bacteria de un lado para otro y empeorar la situación. Te recomendamos elegir parches o spot treatments que funcionan de maravilla y que no dejan marcas. También amamos el aceite de árbol de té. Recuerda que ir con un dermatólogo es básico si sientes que el problema se está saliendo de control.

Instagram @inStyleMexico
Swipe>
Go Viral