Confirmo: sí vale la pena ver The Kissing Booth 2

Por si no estabas convencida de The Kissing Booth 2 aquí te damos varias razones por las cuales vale 100% la pena verla, pues tiene todo lo que amaste de la primera pero multiplicado.

Netflix está en el proceso de revivir las comedias románticas y su más reciente estreno, The Kissing Booth 2, es la prueba de que lo están logrando con éxito.

La trama que pudimos ver en el trailer básicamente es así: Elle (Joey King) y Noah (Jacob Elordi) están tratando de hacer que su relación funcione a larga distancia, cuando él comienza Harvard y ella disfruta de su último año de secundaria. Por supuesto, se encuentran con algunos problemas: aparece Chloe (Maisie Richardson-Sellers), una nueva amiga de la universidad de Noah, y Elle está convencida de que se está involucrado con él.

Intercalado con esta trama principal: hay una competencia, ‘Dance Dance Revolution’ con un premio de $50,000, Lee (Joel Courtney) luchando por equilibrar el tiempo con su novia y su mejor amiga, otro Kissing Both (obvio) y un nuevo interés amoroso por Elle, Marco ( Taylor Pérez), quien hace que ella cuestione todo. Incluso lo que tiene con Noah.

Ciertamente hay mucho que amar de The Kissing Booth 2. Todo es una multiplicación de la primera película de la mejor manera. Las escenas son más deslumbrantes, los actores aún más guapos y el diálogo más divertidos. 

Lo que diré sobre esta película (y la franquicia de Kissing Booth en general) es que tienes poco que perder al verla. Los problemas se resuelven rápidamente y ninguna tensión dura más que algunas escenas. Pero ese es el punto. No estás viendo esta película para estar absorto en una trama complicada o ser movido por un lenguaje conmovedor.

Go Viral