Arlette Salas, la mujer detrás de Arquitectura Floral

Arlette Salas es arquitecta y fundadora de Arquitectura Floral, estudio dedicado a la fusión de la arquitectura, el diseño con el arte floral. Es una de las floristas más reconocidas y vanguardistas de la época. Con más de 20 años de experiencia se especializa en transformar espacios con elementos vivos e instalaciones efímeras para marcas de ultra lujo, eventos y entornos urbanos.

En entrevista exclusiva para Instyle, Arlette Salas, nos cuenta cómo ha sido crear su empresa y poner en alto su trabajo.

IN: ¿Cómo empezaste en tu carrera y que es lo que más te gusta de tu profesión?

AS: Soy arquitectca de profesión. Desde muy joven descubrí la relación tan estrecha entre las flores, los elementos vivos y la arquitectura. Me gusta combinar en mis propuestas flores exóticas y también más tradicionales, revalorizándolas y volviéndolas sofisticadas, sacarlas de su contexto y fusionándolas con otros materiales. Siempre supe que quería trabajar con flores, y he logrado hacer a lo largo del tiempo grandes instalaciones que reflejan mi pasión como arquitecta, pero también mi amor por la naturaleza. Esa metamorfosis que soy capaz de lograr en un espacio gracias a las flores hace que cualquier espacio ordinario se vuelva extraordinario. Ver en mis clientes la sorpresa y satisfacción en sus caras hace que mi trabajo valga la pena.

Foto: Cortesía.

IN: Como mujer, ¿a qué retos te has enfrentado en tu carrera?

AS: He tenido la fortuna de nacer en una familia que siempre me ha impulsado a cumplir mis sueños, una familia de hombres y mujeres trabajadores. En esta industria hay una diversidad muy grande y también mucha competencia, para mí lo más importante es estar un paso adelante y respetar el trabajo de lo demás. Hay espacio para todos sin importar tu género, aunque debo admitir que en la parte de montajes y de coordinación de personal, sí he tenido que tener un carácter firme para que me respeten como mujer que dirige una empresa. Falta mucho en nuestro país, pero creo que mientras las mujeres sigamos trabajando, dando empleo a hombres y mujeres por igual, avanzaremos como una sociedad incluyente.

IN: ¿Cuál es tu parte favorita de ser creativa?

AS: Imaginar para después volverlo realidad. Lo más satisfactorio y mágico de mi trabajo es que mi materia prima es siempre diferente. Nunca una flor será igual a la otra, esa es la maravilla de la naturaleza. Me encanta comprar y elegir yo misma las flores, y poco a poco ir aterrizando cada arreglo y cada instalación floral. Es como si las flores me hablaran y supieran que estamos conectadas de alguna forma. Me ayudan a hacer los sueños de mis clientes realidad. Es una conexión muy particular difícil de explicar. Trabajar con clientes como Comex, Louis Vuitton o Maison Diez Company me ha permitido ser yo, arriesgarme, expresarme tal como soy y demostrar que las flores pueden dar vida y color a un espacio en forma sorprendente.

IN: ¿Qué te inspira?

AS: ¡La vida misma! Caminar por las calles de las diferentes ciudades que he podido visitar, observándolas junto con su gente. Las tradiciones mexicanas, las costumbres, colores, olores e incluso sabores. Incorporo muchos elementos de la cultura mexicana en mis creaciones, sobre todo para las fiestas Patrias o el Día de Muertos, pero trato de siempre hacerlo de una forma sofisticada, y como un homenaje al gran legado que tenemos como país.

IN: ¿Qué le dirías a las nuevas generaciones para que se atrevan a luchar por sus objetivos?

AS: Desde hace varios años doy clases de Intervención floral en La Universidad Centro. Esto me ha permitido transmitir conocimiento, y sobre todo, pasión por la profesión. Siempre exhorto a mis alumnos y alumnas a ser fieles a su visión de diseño, tener objetivos claros, ser flexibles y abiertos a que un resultado se llega por distintos caminos y todos son válidos. Trabajar en equipo es la única forma de colaborar y ser exitoso hoy en día, y a mí me ha dado grandes satisfacciones y he conocido grandes amigos y colaboradores. Atesoro cada uno de estos encuentros.

Foto: Cortesía.

IN: Las mujeres nos enfrentamos todos los días a grandes luchas, ¿cómo te has fortalecido ante esto y así conseguir lo que quieres?

AS: Sabiendo caer y levantarme. No es un trabajo fácil, pero mi vida cobra sentido con esta profesión que elegí. No me importan las largas horas de trabajo y montaje, y sé que he arriesgado tiempo con mi familia y amigos, pero cuando es tan grande tu pasión las horas pasan y se disfrutan. No me arrepiento de los sacrificios que he tenido que hacer, y hoy vivo una vida más balanceada entre mi familia y mi trabajo. Cada una tiene un espacio vital en mí y siempre trato de encontrar un equilibrio y de darle tiempo de calidad a mis seres queridos. Ser mamá no ha sido impedimento para seguir haciendo lo que amo y lo combino muy bien, pues tengo a mi lado a un hombre que sabe que soy una mujer independiente y mejor mujer cuando trabaja. No hay diferencias de género y cada uno vivimos nuestra profesión en libertad y complicidad. Seguiré luchando porque reconozcan a las mujeres emprendedoras en un mundo de repente tan complicado. Sé que voy por un buen camino.


Go Viral