Kim Kardashian ha sido acusada de apropiación cultural (otra vez)instagram @kimkardashian

Kim Kardashian está en medio de un nuevo escándalo por el nombre de su marca de ropa íntima pero, esta no es la primera vez que la acusan de apropiación cultural.

Las hermanas Kardashian están acostumbradas a que las cámaras y el mundo del espectáculo tenga siempre las miradas puestas en ellas, por supuesto, que esto no siempre es fácil ya que cuando cometen errores, estos se vuelven igual de públicos que sus éxitos. 

En este caso, hablamos sobre Kim, quien hace unos días lanzó un nuevo proyecto y se trata, nada más y nada menos que su propia línea de ropa ínterior. Todo parecía ir de maravilla, había varios colores de bodys para encontrar el nude ideal de acuerdo a tu tono de piel. Además, las primeras imágenes publicitarias tenían figuras de todas las tallas transmitiendo un mensaje de inclusión y diversidad. Sin embargo, el nombre de la marca fue lo que desconcertó a muchos de sus seguidores: Kimono

Claramente, la marca trata de jugar con el nombre de Kim, sin embargo, el kimono es una prenda de origen japonés, la cual es parte importante de su cultura desde el siglo V. Como parte de la vestimenta tradicional de este país, muchos no estuvieron de acuerdo en que fuera el nombre de una marca norteamericana, ya que no tenía nada que ver con el verdadero kimono.

Después de la controversia, Kim reveló al New York Times que no tenía intención de cambiar el nombre, y declaró que la marca era un “reconocimiento a la belleza y al detalle que lleva una prenda”. Pocos días después, el alcalde de la ciudad de Kyoto escribió una carta a Kim en la que le explicaba el significado de la palabra kimono y le pedía reconsiderar cambiar el nombre. Seguido a esta petición, Kim compartió por medio de Instagram su decisión de lanzar la marca con otro nombre.

El año pasado, también se vio acusada de apropiación cultural cuando utilizo un peinado de trenzas “cornrows”, no sólo una vez sino en dos distintas ocasiones. La razón era que estas trenzas, tradicionalmente, llamadas Fulani, eran parte de la cultura afroamericana. Por su parte, Kim dijo que era solo un gesto de apreciación y no se disculpó por este acto con este post de Instagram.

Esta vez al tratar de posicionarse como una empresaria seria, la esposa de Kanye West tuvo que ceder ante la presión por modificar el nombre de Kimono. Sin embargo, sabemos que cuando se trata de su estilo personal, tal vez no cambie su forma de pensar acerca de cómo ella simplemente está “apreciando” las tradiciones de otras culturas. 

Instagram @inStyleMexico
Swipe>
Go Viral