Sí vale la pena ir a un wellness retreat, esta es la razón
Belleza

Sí vale la pena ir a un wellness retreat, esta es la razón

Un wellness retreat con Natura Bissé en el Hotel Nobu Los Cabos es la mejor idea, te contamos por qué.

Desde siempre he creído que los viajes a la playa son para relajarse y liberar. No hay estrés, tristeza o enojo que el mar no sane, ¿cierto? No sé si es la combinación de la buena comida, la compañía, la alberca, los mojitos ( si es que te gustan) o los masajes o faciales, pero quien pisa un destino playero en modo estresado, sale feliz. Hace unas semanas, mientras cerraba la sección de beauty de edición julio-agosto de InStyle recibí la propuesta más interesante y tentadora: un wellness retreat en el Hotel Nobu de Los Cabos en mancuerna con la firma española de skincare, Natura Bissé. Obvio, no hubo duda de mi asistencia, todo lo que involucre relajación, comida y playa, Im in!

Pero creo que para este punto deben tener la misma pregunta que yo, ¿qué tiene que ver una marca con la otra? Natura Bissé ha sido nombrada como “mejor marca spa del mundo” por cinco años consecutivos. Es decir, son líderes en el cuidado de la piel y están presentes en todas las propiedades de lujo. En este caso, en el Hotel Nobu. Si tú visitas este complejo te sorprenderás al encontrar que todas las amenities del baño son de la firma española y que si visitas el Spa Esencia, podrás probar los faciales más espectaculares con colecciones exclusivas de la marca como Inhibit que ayuda a postergar los signos de envejecimiento y da un efecto lift al rostro. Pero espera, vamos paso a paso con la experiencia para que entiendas el por qué debes visitar este lugar.

Dormir, pero bien

El complejo de Los Cabos es el primer hotel Nobu en México y hay que decir que es realmente espectacular, tiene una estética japonesa minimalista que otorga toda la paz del mundo y que se puede ver en todo el hotel. Cuando yo entré al cuarto muchos pensamientos entraron a mi cabeza 1) el diseño es impecable 2) quiero usar la tina TODOS los días 3) muero por probar esa cama. Tengo que confesar que durante mi estancia tuve el mejor sueño reparador ever, tanto las almohadas como el edredón son diseñadas específicamente para el hotel y se nota porque realmente te abrazan. A eso hay que agregar que el cuarto tiene persianas que bloquean toda la luz, literal duermes en una cueva perfectamente climatizada de la cual no quieres salir nunca. Bueno, sí, para disfrutar el spa, las albercas y los restaurantes.

 Comida y micheladas on loop

El Hotel tiene múltiples opciones gastronómicas. Junto a la alberca está el restaurante Playabar donde puedes comer ceviches y platillos del mar en mancuerna con un vino rosado o algunos drinks playeros como piña colada, micheladas ( mis favoritas) o hasta mimosas. En The Restaurant puedes desayunar, comer o cenar comida internacional con un toque italiano gracias a la sazón del Chef Paolo della Corte, quien a su vez lidera todos los platillos de Ardea Steakhouse, el restaurante/ bar del hotel. Obvio no puedes irte sin cenar en el Nobu y aventurarte por pedir el menú Omakase, es decir, lo que el chef decida.

Masajes y faciales espectaculares

El Spa Esencia tiene un amplio menú de servicios, pero los que más recomiendo son los faciales de Natura Bissé porque cuando estamos expuestos al sol nuestra piel se deshidrata y necesita un boost de nutrición y obvio, apapacho. Lo increíble del spa es que ya sea que pidas un masaje o un facial, siempre puedes disfrutar el circuito hidrotermal que consta de sauna, vapor y un jardín con albercas de hidroterapia. 

Como parte de la experiencia wellness disfruté un poco de todos los espacios del ritual y ya profundamente relajada, pude disfrutar mi facial con la colección Inhibit de Natura Bissé. Esta línea promete desvanecer arrugas y tensar la piel, como si se tratara de un procedimiento estético pero sin el uso de agujas, solo con productos. Esa fue la promesa que me hizo la esteticista al entrar a cabina. Tras 80 minutos de limpieza, tónico, sueros, mascarillas y masajes para esculpir el rostro, mi piel quedó radiante, con efecto tensor y muy luminosa. Obvio seguí el tratamiento fuera de casa con los productos de la marca porque no todo es magia, se llama constancia y cuidado.

Productos que probé en el retreat

Mis productos favoritos durante mi estancia en el Hotel Nobu fueron el C+C Dry Oil Antioxidant Sun Protection, un aceite en seco con factor de protección solar del 30 que no solo protege de los rayos, sino que cuida y suaviza la piel gracias a su contenido de vitamina D, E y aceite zanahoria.

Otro consentido fue el aceite en seco Diamond Well Living De-Stress, lo puedes usar para masajear tu cuerpo al salir del baño. Yo lo usé después de la tina y lo mezclé con mi crema hidratante para una doble función. Además de que huele delicioso por el extracto de lavanda, nutre la piel y da flexibilidad a la piel después de un largo día.

Adiós, playa

Después de tres días de comida, relajación y belleza fue hora de decirle adiós al Hotel Nobu. Claro, no sin antes despedirme del mar. Aunque no se puede nadar porque la bandera está siempre negra por las olas tan picadas, que tus pies toquen el agua salada y la arena siempre es increíble. Una buena amiga me dijo estando en la playa, “ metete al mar y cuéntale tus problemas para que se los lleve”. Me pareció gran idea, aunque después de muchos días de apapacho, el estrés ya no existía.

Explora más en: Instyle.mx