¿Me puedo arreglar la naríz sin cirugía? Te revelamos la respuesta
Belleza

¿Me puedo arreglar la naríz sin cirugía? Te revelamos la respuesta

Si haz estado meditando en hacerte una operación estética de nariz, pero te da miedo o ansiedad la cirugía, tenemos que decirte que hay otras opciones que puedes tomar en cuenta para tu decisión, y una de ellas es la rinoplastía líquida, o en lenguaje coloquial, nosejob sin cirugía. Aquí te explicaremos, qué es, cómo se hace y te mostraremos algunos resultados para que los analices.

¿Qué es la rinoplastía líquida?

Es el proceso de inyección con relleno dérmico para ir rellenando temporalmente ciertas áreas de la nariz. WhoWhatWear habló al respecto en su portal e investigamos un poco más al respecto y esto es lo que dicen los expertos: “Piense en la estructura de la nariz como una carpa con postes y una lona”, explica. “Un procedimiento quirúrgico le permite alterar los postes de cualquier manera, ya sea moverlos, agregar nuevos, restar algunos, y potencialmente cambiar la estructura completa. El relleno, por otro lado es significativamente más limitado, y solo puede agregar volumen temporalmente, no se altera nada de ninguna manera”.

¿Quiénes son candidatos para la aplicación de rellenos dérmicos en la nariz?

Como cualquier procedimiento, hay personas que son mejores candidatas que otras. Los pacientes que hayan tenido rinoplastías previas, no deberían de elegir este método, ya que sus cirugías pasadas pueden producir ciertas complicaciones.

Los fillers son únicamente para rellenar ciertas partes de la nariz, añadiendo volumen, entonces igualmente es importante que la persona que va acudir a esto, busque estilizar, por ejemplo, alguien con un mini bump, una pequeña hendidura, o quizás un problema sutil con el puente de la nariz.

¿Duele? (Seguro algo que te estás preguntado)

El filler se inyecta en pequeñas cantidades, y el cirujano tiene que trabajar despacio e ir masajeando la nariz, esto puede tardar aproximadamente 45 minutos a una hora (dependiendo del caso). “El procedimiento en si, es prácticamente sin dolor, especialmente si lo comparas con cualquier otras inyecciones, como en labios o mejillas”.

¿Es un procedimiento reversible?

Los rellenos de la nariz se pueden disolver igualmente como el de los labios. Si un paciente no esta satisfecho con los resultados, los expertos aseguran: “Se puede revertir, o de igual forma se reducirá gradualmente con el tiempo. Dicho esto, mantener los resultados requerirá procedimientos constantes. Necesitaría reemplazarlo una vez al año, además dado que la anatomía de la nariz es increíblemente compleja y específica, los riesgos son altos”.

¿Con quién acudo a realizarlo?

Haz una investigación cautelosa, y revisa que tu médico tenga esa licencia, y que esté capacitado para hacer este nosejob. Nosotros te recomendamos un cirujano plástico o un dermatólogo certificado. Busca personas que hayan tenido una experiencia como ésta, para conocer todos los lados de la moneda.

¿Cuánto cuesta?

La cirugía, es una inversión grande aunque sea solo una vez, y puede salir aproximadamente ente 50mil o 100mil pesos, o hasta más. A comparación de la no quirúrgica, que requiere un mantenimiento constante, puede costar 20 a 50mil pesos anuales. Es importante tomar la decisión teniendo todas las cartas sobre la mesa para que no te arrepientes y estés segura y satisfecha con el resultado, igualmente nunca olvides que eres hermosa tal como eres.

Explora más en: Instyle.mx