Tu lip balm puede ser el responsable de que tus labios siempre estén secos

¿Pensabas que tu lip balm es el aliado para acabar con la resequedad en la boca? Pues tal vez ellos son los responsables de que nunca tengas los labios hidratados. ¡Te decimos por qué!

No se trata de las veces que apliques el producto o de cómo lo haces. Si bien, es normal que los lipsticks mate te resequen un poco, los lip balms o bálsamos de labios están ahí para rescatarte. Lo primero que debes tener en cuenta son los ingredientes del mismo. Aléjate de aquellos con fragancias o alcohol, eso es lo más básico.

Otro enemigo de los labios besables es el mentol. Si amas sentir los labios extra frescos, puede que los estés dañando. El alcanfor, eucalipto y mentol son irritantes y pueden incluso crear alergias.

El ácido hialurónico y la glicerina tampoco son buena opción. En un ambiente seco, estos componentes propician la resequedad y no ayudan con la hidratación. Aunque suene muy confuso. Los humectantes se “adhieren” al agua, mientras que los ingredientes oclusivos son aquellos que detienen la evaporación de la misma.

Un buen lip balm debe tener ambos componentes como los que tienen karité y manteca de cacao o mango.

Go Viral