¿Cada cuánto deberías lavar tus sábanas?

La vida adulta conlleva muchas responsabilidades, el preparar de comer, limpiar la casa, y cambiar y lavar sábanas. En éste artículo responderemos cada cuánto se tienen que cambiar las sábanas de la cama, y por qué.

Lavar y cambiar las sábanas siempre da mucha flojera, (lo sabemos muy bien). Y la verdad es que, cuando vivíamos con nuestra familia, muchas veces no nos dimos cuenta de cuántas veces las sustituían, pero hay que saber que es algo muy necesario.

Si no sabías, los expertos en el lifestyle en hábitos de limpieza: Health Body Healthy Mind, opinan que “las sábanas se tienen que lavar y cambiar una vez a la semana, para mantenerlas limpias, higiénicas y sanas, porque hay muchísimas bacterias en ellas”. Continúa ” Las sábanas de tu cama, contienen muchas cosas que tus ojos no pueden ver; por ejemplo, hongos, bacterias y células de la piel”. Todas estas cosas pueden ser muy dañinas, pueden causar alergias e infecciones en la piel.

Aunque todo sea cuestión de hábitos, y al final todo depende de cada uno. Los dermatólogos igualmente recomiendan que si eres una persona que suda mucho en las calurosas noches del verano, o si eres alguien que tiene mascotas, alergias al polvo o al polen, es recomendable que se laven una o dos veces a la semana. No hay que olvidar que las sábanas son como la ropa que usas diario, y en el material se queda el sudor, los aceites corporales y normalmente recolectamos bacterias de afuera que traemos a nuestro hogar.

Por eso proponen que nunca hay que acostarnos en la cama con la ropa que usamos en el transcurso del día. Se recomienda que antes de dormir te bañes y te metas a la cama en pijama limpia.

Ahora, hablaremos de los cubre almohadas, ¿qué tan seguido hay que lavarlos?

En Honestly for your Skin, menciona que una vez cada cuatro días para el acné activo. Para la piel propensa al acné, una vez a la semana. También puede ser útil comprar fundas antibacterianas por separado, que; por ejemplo, están hechas con fibras antibacterianas “. Igualmente si eres muy suertuda y tu piel no es propensa al acné, tienes que cambiar tus fundas dos veces a la semana como prevención.

Siempre hay que tomar en cuenta, que nuestra cama es nuestro lugar seguro, nuestro santuario en donde practicamos el beauty sleep, y siempre tiene que ser un espacio limpio para que nuestro cuerpo pueda descansar.

Go Viral