5 smoothies para que tu piel esté sana desde adentro
Belleza

5 smoothies para que tu piel esté sana desde adentro

Para tener una piel sana no solo necesitas de una rutina de skincare poderosa, también debes poner especial atención en lo que comes, pues si te nutres bien, también se verá reflejado en tu piel, pues si consumes los alimentos adecuados estará más glowy, suave y sin imperfecciones.

No por nada, una buena alimentación es la base de una excelente salud, por lo tanto, también de una piel de impacto, ya que a través de lo que comes puedes conseguir la piel de tus sueños.

Nuestros smoothies favoritos para la piel

Por ello, te traemos tres recetas de smoothies para que tu piel brille desde el interior, y tu rutina de skincare se potencie al doble.

Smoothie anti-aging: procesa un puño de frambuesas, una manzana picada (con la cáscara) y el jugo de una naranja con un poco de agua. Esta combinación te ayuda a frenar los signos prematuros de la piel, gracias a la vitamina C.

Smoothie piel radiante: para ver resultados, debes tomar este smoothie al menos durante un mes, pero te apostamos que el brillo que tendrá tu piel va a valer 100% la pena. Sólo necesitas licuar açaí, frambuesa, coco, sacha inchi y linaza; agrégalos a un procesador con un poco de agua hasta conseguir la consistencia que más te guste, puedes agregar hielo o un poco de leche para que quede más espeso y cremoso.

smoothies para la piel
Foto: Unsplash.

Smoothie anti imperfecciones: mezcla tres hojas de col, una manzana verde, tres ramitas de perejil y 100 ml. de agua. Toma este licuado en ayudas todas las mañana para depurar toxinas y evitar la aparición de granitos.

Smoothie para un piel hidratada: proceso un poco de yogur natural, aceite de coco, espirulina, espinacas, col rizada y plátano. Además de ayudar a nutrir tu piel, también mejora el crecimiento de las uñas y el pelo.

Smoothie para un piel suave: en un procesador de alimentos, agrega 1 manzana con cáscara, 1/4 de aguacate, media cucharadita de maca en polvo, ½ vaso de agua, 50 ml de jugo de manzana o leche vegetal y 1 cucharadita de miel de abeja. Agrega un poco de hielos o yogurt griego si buscas una consistencia mucho más cremosa.

Explora más en: Instyle.mx