Tener el lente de la cámara mitad dentro del agua y mitad fuera te dará un gran efecto gracias a la línea divisoria (Foto: Pete Johnson)

Las fotografías debajo del agua nos otorgan un nuevo mundo, colores y movimientos que no eran tan sencillos de explorar y de obtener pero que, gracias al avance de la tecnología hoy son posibles.

Hace algunos años se requería de una gran producción o equipos muy caros para poder tener una buena fotografía submarina. Hoy tenemos la oportunidad de contar con cámaras desechable, fundas y hasta teléfonos celulares resistentes al agua que nos permiten explorar este campo.

Lee: Estos son los tenis más instagrameados (y puede ser que ya los tengas)

Ya sea que apuestes por técnicas clásicas como meter tu cámara en una pecera (cuidando que el agua no se meta) o la sencillez de un teléfono celular resistente al agua, te damos estos consejos para conseguir mejores tomas.

1. Total comodidad

El proceso creativo se da mejor cuando estamos cómodos. Dependiendo el lugar, usa un traje de baño que te permita moverte libremente.

2. Cuida la iluminación

Tanto fuera como dentro del agua una buena fotografía se obtiene por la iluminación. Cuida que la alberca, río o laguna esté bien iluminada.

3. Mitad y mitad

Tener el lente de la cámara mitad dentro del agua y mitad fuera te dará un gran efecto gracias a la línea divisoria. Podrás mostrar dos mundos en una sola fotografía.

4. Cerca de la superficie

Si ya te decidiste a tomar fotos totalmente dentro del agua, no te sumerjas mucho y aprovecha “el espejo” que se forma en la superficie, te dará grandes efectos.

No te podrás desesperar. Esa es una regla básica.

5. Tela

Si el protagonista de tu foto es una persona, utiliza su outfit para crear el efecto de movimiento. Un vestido, una tela, tejidos vaporosos. Todo te servirá para mostrar un entorno “flotante” y lleno de movimiento.

6. Pelo suelto

Las fotografías a personas con pelo largo y suelto son impactantes… deja que su melena “nade” y dispara sin temor.

Lee: Tips para mantener tus trajes de baño en óptimas condiciones

7. Paciencia

No te podrás desesperar. Esa es una regla básica. Si afuera nos enfrentamos a contratiempos, imagina dentro del agua. Espera la toma correcta con mucha paciencia.

8. Diviértete

Por último, no sufras la sesión. Diviértete de todo. Si un animal nado más rápido y no se ven ni las aletas o un niño no aguantó la respiración y salió de la toma, diviértete. Eso te dará otra óptica y muchas ideas para continuar la sesión.