Lady Gaga se robó el show de la Met Gala 2019, de la manera más inteligente

El Met Gala es apodado como el «Super Bowl de la moda». ¿La razón? En parte es porque para las marcas, posiblemente, no haya una plataforma más grande en el universo de la moda.

Anoche el evento ya había sido mencionado casi 3 millones de veces en Twitter e Instagram a las 9 pm hora del este, cuando la mayoría de los invitados habían terminado de llegar al Museo Metropolitano de Arte, según la firma de análisis y monitoreo de medios sociales Brandwatch.  Además, es el único evento en el cuál las personas más famosas del mundo: estrellas de la música, actores ganadores del Oscar y la realeza, se unen, todas invitadas personalmente por la editora en jefe de Vogue, Anna Wintour, el primer lunes de mayo todos los años.

En esta alfombra, las celebridades no reciben puntos por parecer que son “too cool to care”. Nadie es demasiado bueno para Met Gala, porque Met Gala también es esencialmente una fiesta temática. Su principal razón de ser es la de celebrar la inauguración de la exposición anual del Costume Institute del Met, cuyo tema también es la temática gala.

A diferencia de año anteriores, este año la temática viene con un ensayo seminal bastante instructivo que explica con precisión cuál es el tema. De todos modos, eso no hace que sea más fácil vestirse.

La exposición, «Camp: Notes on Fashion», se basa en gran parte del ensayo «Notes on Camp» de Susan Sontag publicado en 1964. La exhibición incluye un vestido de diseñado por Andy Warhol cubierto por las etiquetas sopa Campbell y los Crocs de la plataforma Balenciaga. Pero CAMP, en sí mismo, es casi imposible de definir, y el problema de tener una fiesta en la que se supone que todos deben vestir ese tema es difícil juzgar. Pero InStyle eligió un ganador, no solo por su look, sino que también por su inteligencia de capitalizar su red carpet moment.

Las marcas gastan más de cientos de miles de dólares en la compra de boletos o mesas en beneficio del Museo Metropolitano de Arte, e inclusive mucho más para ser el patrocinador, como lo fue Gucci este año. Pero para muchas empresas, ahí es donde terminan sus esfuerzos de marketing.

¿La más inteligente de la noche? Lady Gaga. Sabíamos ella, una de las cinco anfitrionas de la Met Gala este año, sería buena en todo este asunto del CAMP, pero no esperábamos una performance de 15 minutos y cuatro cambios que se hicieron virales inmediatamente (¿O quizás sí?).

Entró con un vestido fucsia, con una cola larguísima y gran volumen, y un séquito de hombres en traje quienes llevaban paraguas que manipularon en su coreografía.  ¡Espectacular! Y como si fuese poco, ella comenzó a transformarse. Jugó con su paraguas mientras subía las escaleras, realizando una variedad de posturas y agitando sus pestañas doradas. Luego, con la ayuda de su sequito, ella arrojó su primera capa para revelar un vestido negro de cuello asimétrico y volumen lateral.

Realizó una performance de cada revelación, fingiendo subir las escaleras, luego retirándose para posar y desvestirse nuevamente. Su tercer atuendo era un vestido de columna rosa sin tirantes, que combinó con un enorme teléfono móvil de otro siglo. Y, finalmente, se quedó en ropa interior y tiró de una carreta de lo que parecía ser Champagne detrás de ella.

Señoras y señores: En los primeros minutos de la noche, Lady Gaga se robó el show y demostró como capitalizar la alfombra roja. Esta performance se volvió viral y Brandon Maxwell, el creador de los cuatro looks, se vio sumamente beneficiado por el carácter viral de esta entrada. ¿Será el comienzo de una nueva etapa en la cual las marcas serán más inteligentes a la hora de aprovechar las alfombras rojas? No lo sabemos, pero mientras disfrutemos el show. ¡Hasta el próximo año!

Instagram @inStyleMexico
Swipe>
Go Viral