“Aprendamos a normalizar el acné al hablarlo y exponerlo”: Kali KushnerCrédito: @myfacestory

Cuando Kali Kushner cumplió 20 años comenzó a desarrollar acné quístico. Al principio intentó buscar a alguien que se encontrara en la misma situación que ella y simplemente no la encontró. Corrió a las redes para buscar historias, recomendaciones y encontrar aliento. Lo que sucedió fue increíble: no solo encontró una gran comunidad, creó una en la cual comparte con sus más de 80k seguidores su historia y su filosofía de positivismo facial . La entrevistamos en exclusiva y esto es lo que tiene que contar.

IS: ¿Por qué decidiste compartir tu historia de acné a través de redes sociales?

Kali Kushner: Comencé a mostrar mi trayecto en Instagram porque, mentalmente, mi piel estaba en el peor momento y yo, en mi punto más bajo. A los 20 años, desarrollé acné quístico, me sentía sola batallando con mis propios problemas. Recuerdo que en la universidad, yo veía al resto de mi clase buscando a alguien que tuviera acné como el mío. Nunca lo encontré. Cuando empecé a tratar mi enfermedad con medicamento prescrito por un dermatólogo, averigü. qué personas estaban en el mismo camino para escuchar experiencias, pero jamás obtuve la respuesta que necesitaba. Decidí voltear a las redes sociales con la esperanza de hallar a quien tuviera acné adulto, además de compartir mi progreso y que los demás pudieran tener información y esperanza, al igual que yo.

IS: Debemos normalizar las condiciones de la piel, ¿cómo podemos iniciar?

KK: Desde mi experiencia, la normalización lleva a la representación. Mientras más te expones a una imagen o concepto, más aprenderás de ello y comenzarás a aceptar que es algo natural. El acné todavía es un tabú, pues nadie quiere hablar de eso, y el tenerlo siempre está rodeado de mucha vergüenza. El primer paso es normalizarlo, crear conversaciones abiertas y honestas sobre nuestra piel; romper los estereotipos también ayuda. Existe la noción de que si padeces acné, no te cuidas a ti mismo, comes mal, no eres limpio y eres menos, y nada de eso es verdad; sin embargo, es lo que nos han hecho pensar durante mucho tiempo.

IS: ¿Cómo ha sido tu camino hacia el amor propio?

KK: Muy largo. Desde que recuerdo, siempre he tenido un fuerte sentido de mí misma, pero desarrollar acné quístico me cambió de un modo que no te imaginas. El aceptarme tal y como soy, en todas sus formas, en el aquí y el ahora, me hizo libre. No más “seré feliz cuando” o pensar en el futuro. Soy feliz ahora porque soy suficiente como estoy en el presente. No necesito cambiar para aceptarme; la aceptación inicia cuando posees cada parte de lo que eres: la oscuridad, la luz y todo lo demás.

IS: ¿Cuál es el poder de una selfie sin filtros?

KK: Corta el ruido de un feed de Instagram perfectamente curado. Dice: “Hey, aquí estoy y soy perfecta así. No tengo necesidad de editarme o cambiarme. No debo conformarme con la imagen que la sociedad espera de mí. Mis imperfecciones son perfectamente imperfectas”.

IS: ¿Qué le dirías a alguien que no se siente hermosa por su condición de piel?

KK: Eres bella, independientemente de cómo se vea tu piel, ésta no te define. Claro, siempre y cuando no dejes que lo haga.

Go Viral